• martes, 04 de octubre de 2022
  • Actualizado 14:56
 
 

TRIBUNALES

Uno de los técnicos municipales entrega al juez la licencia del bar ya aprobada que Abaurrea (Bildu) no concedió

El concejal de Bildu en Pamplona, mano derecha de Asirón, comparece hoy ante el juez investigado por un presunto delito de prevaricación.

Abaurrea (Bildu) hablar con la edil de I-E de Pamplona junto a los concejales de Aranzadi. IÑIGO ALZUGARAY
Abaurrea (Bildu), en primer plano, habla con la edil de I-E de Pamplona junto a los concejales de Aranzadi. IÑIGO ALZUGARAY

Uno de los técnicos del Ayuntamiento de Pamplona investigados por un presunto delito de prevaricación ha entregado en el juzgado un documento en el que confirma que la licencia de actividad para un bar-cafetería en la calle Calceteros de Pamplona había sido aprobada el 11 de agosto de 2015 y contaba con el visto bueno jurídico y de los técnicos de Urbanismo. 

Sin embargo, según todos los indicios que ahora se investigan, el concejal de Bildu Joxe Abaurresa, mano derecha de Joseba Asirón en el consistorio, guardó la licencia concedida en un cajón y, posteriormente, aceleró la aprobación de una moratoria general para justificar su decisión de no conceder esa licencia

Este es el motivo por el que el Juez de Instrucción Fermín Otamendi admitió a trámite la querella y llamó a declarar este lunes a Abaurrea, que tendrá que explicar por qué una licencia concedida y aprobada el 11 de agosto quedó sin efecto bajo el pretexto de una moratoria para abrir más bares en el centro de la ciudad pero que fue decidida con posterioridad, el día 20 de agosto, 9 días después

En el documento aportado al juez por el secretario técnico de Urbanismo, Fermín Bacaicoa, se recogen todos los requisitos que debe cumplir el solicitante para iniciar las obras del local, que debían de haber comenzado durante los 6 meses siguientes a la fecha de la concesión.

El documento municipal entregado al juzgado corrobora, de esta manera, que existía una resolución de los técnicos de la concejalía delegada de Urbanismo, Vivienda y Medio ambiente en la que se reflejaba que se aprobaba la licencia

Hay que recordar que las licencias administrativas son actos reglados, por lo que no se pueden dejar de otorgar si el solicitante cumple con todos los requisitos solicitados, tal y como ocurrió en este caso, según los documentos aportados por la acusación. 

El delito de prevaricación, del que se acusa ahora a Abaurrea, lo pueden cometer los trabajadores públicos, en este caso un concejal, si dictan una resolución arbitraria a sabiendas (no conceder la licencia de un bar cuando ya contaba con el visto bueno de los técnicos). 

Abaurrea, que lleva en el cargo apenas medio año, fue nombrado por Joseba Asirón teniente de alcalde de Pamplona y es concejal delegado del Área de Ciudad Habitable y Vivienda

Los partidos que forman parte del cuatripartito en el consistorio (Geroa-PNV, Aranzadi-Podemos e I-E) han guardado silencio sobre el asunto, por el momento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uno de los técnicos municipales entrega al juez la licencia del bar ya aprobada que Abaurrea (Bildu) no concedió