POLÍTICO

Una sentencia impugna dos plazas de trabajo público en el Consistorio de Burlada por el nivel de euskera exigido

Este recurso fue presentado en mayo de 2016 por el Partido Socialista en Burlada y el Tribunal Administrativo de Navarra les ha dado la razón.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Burlada, Ramón Alzórriz.
El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Burlada, Ramón Alzórriz.

El PSN de Burlada se ha congratulado por la resolución del Tribunal Administrativo de Navarra que estima el recurso de alzada presentado por ese grupo respecto a la valoración del euskera en el acceso en el empleo público y considera contraria a derecho la valoración de las dos plazas recurridas.

Los socialistas presentaron un recurso de alzada en relación con el acuerdo de pleno referente a la plantilla orgánica del Ayuntamiento de Burlada, fechado el 26 de mayo de 2016.

En concreto, según señala el PSN, se impugnaron dos plazas, una de Técnico de Recursos Humanos y otra de Oficial Administrativo, en ambos casos por contener una valoración o exigencia del nivel de conocimiento de euskera no ajustada a la Ordenanza Municipal del vascuence.

En un caso se contemplaba valorar hasta un 10 por ciento el conocimiento de esa lengua y en otro tener nivel C1, cuando ese baremo se puede aplicar solo a plazas en las que se atienda de manera directa al público, según el PSN que añade que no era el caso, por lo que se tenía que haber aplicado el 5 por ciento que la ordenanza señala para plazas que no impliquen esa atención directa.

El portavoz socialista, Ramón Alzórriz, ha subrayado que el TAN concluye que las previsiones de la plantilla orgánica respecto a esas plazas son contrarias a Derecho en cuanto al mérito y la exigencia de conocimiento del euskera y por eso estima el recurso de alzada y anula esas plazas en los perfiles lingüísticos.

Además, según ha apuntado, "pone sobre la mesa que la vinculación de la provisión de puestos de trabajo con conocimiento de euskera se haga pensando en el interés general y en el público al que hay que atender, y no en una simple voluntad política de las mayorías".

Ha agregado que es necesario un estudio de los puestos de trabajo de la plantilla orgánica y de sus perfiles lingüísticos, algo que puede afectar a posibles convocatorias futuras de plazas.

Alzórriz se ha congratulado por este pronunciamiento al tiempo que ha puesto de manifiesto su "defensa del euskera desde el respeto, la no imposición, y siempre atendiendo a la demanda y a la defensa de la igualdad de acceso a la función pública".

En su opinión esta resolución "no es una victoria política sino de toda la ciudadanía, puesto que se defienden la igualdad de oportunidades y los derechos tanto de quienes quieren optar a un puesto de trabajo como de quienes van a ser atendidos por parte de la Administración". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una sentencia impugna dos plazas de trabajo público en el Consistorio de Burlada por el nivel de euskera exigido