• domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

Defienden la inocencia de un vecino de Sangüesa condenado por abusar de una menor

Más de dos centenares de personas se han concentrado en la localidad para reclamar que se escuche a la familia y se tengan en cuenta pruebas que creen no se han valorado. 

Concentración en Sangüesa en apoyo a un vecino que ha sido condenado para defender su inocencia. CEDIDA.
Concentración en Sangüesa en apoyo a un vecino que ha sido condenado para defender su inocencia. CEDIDA.

Dos centenares de personas se han concentrado este domingo en su localidad en apoyo a un vecino de Sangüesa, que ha sido condenado a 2 años y 6 meses de prisión por abusar de una menor de 8 años, según ha ratificado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. 

Tanto la familia como cientos de allegados del condenado defienden su inocencia y la ausencia de valoración de pruebas que aseguran confirman que los hechos no ocurrieron como se relata en la sentencia, que le obligan también a abonar 12.000 euros a la víctima, así como a mantener 3 años y 9 meses de prohibición de acercamiento y comunicación. 

Los hechos ocurrieron en abril de 2018, cuando la menor relató que el marido de su cuidadora, de 63 años, abusó de ella. Según la sentencia, le tocó la zona genital sobre la ropa, le bajó el pijama y le chupó dicha zona. La menor relató lo ocurrido a la cuidadora y al día siguiente a su tutor y a la orientadora del colegio. El tribunal señala que existe una "persistencia" en el relato de la niña. 

La familia del condenado, sin embargo, ha proclamado su inocencia desde el mismo momento de conocerse los hechos. "Nuestra peor pesadilla lleva con nosotros 3 largos años, 3 años de indefensión, porque con pruebas de laboratorio, pruebas de psiquiatra, no nos han dejado demostrar la inocencia de mi padre", ha señalado una de sus hijas ante el aplauso de todos los vecinos concentrados para mostrar su apoyo. 

"El testimonio de una menor está por encima del testimonio de dos personas adultas, de 11 testigos, de pruebas periciales presentadas, de una trayectoria de vida intachable", mantiene la familia, que ha señalado a la orientadora del colegio como parte responsable del relato de la menor. 

"Tenemos la conciencia muy tranquila, podemos dormir por la noche", ha mantenido la familia, que se ofrece a explicar de manera individual y personal a todas las personas cómo ha sido el caso. 

"No nos vemos a quedar quietos, vamos a gritar a los cuatro vientos que mi padre es inocente, que vamos a seguir con la cabeza bien alta, que vamos a gastar todo lo que nos queda para seguir intentado que nos escuchen, que alguien tome conciencia. Sabemos que son temas sensibles y que hay que tener protección hacia el menor, pero no todo vale. ¿Dónde queda la inocencia de un adulto? ¿Dónde quedan los derechos de mi padre? Nadie ha demostrado que es cierto lo que se ha dicho, nadie. Son unos hechos inventados ¿Cómo te defiendes? ¿Cómo consigues hacer ver que es inocente?", ha sido parte del alegato de la familia ante sus vecinos. 


Defienden la inocencia de un vecino de Sangüesa condenado por abusar de una menor