TRIBUNALES

El Gobierno foral dice que no cumple una sentencia sobre el ruido en la ronda de Pamplona "por falta de presupuesto"

La sentencia es firme desde hace dos años y obliga al Ejecutivo a tomar medidas para eliminar el ruido de la PA-30 a su paso por Artica. 

Vista de la ronda de Pamplona (PA-30) a su paso por Artica.
Vista de la ronda de Pamplona (PA-30) a su paso por Artica.

El Gobierno de Navarra ha respondido al juzgado que no cumple una sentencia firme desde hace dos años sobre el ruido que genera la ronda de Pamplona a su paso por Artica por "problemas presupuestarios".

Sin embargo, el coste de la obra rondaría los 300.000 euros, mientras que el presupuesto total del Gobierno es de 3.500 millones de euros. Es decir, la obra supone, aproximadamente, menos del 0,008% del presupuesto total.

El fallo judicial obliga al Gobierno de Navarra a llevar a cabo las actuaciones necesarias para que reducir el nivel de ruido que procede del tráfico de la PA-30 y que alcanza a unas viviendas situadas en la calle Las Leras y adyacentes de la localidad. En el caso fue apartado el Ayuntamiento de Berrioplano y se declaró que la responsabilidad era únicamente de Obras Públicas del Gobierno de Navarra

Según el texto, el ruido soportado por los vecinos les impide disfrutar "dignamente" de sus viviendas, que supera en todos los casos el permitido por la legislación. Las mediciones fueron llevadas a cabo por la Policía Foral y por un perito, que ratificaron en todo momento que en la zona se superaba el límite de ruido permitido. 

El ruido en la vía, que soporta una fuerte tráfico (más de 30.000 vehículos diarios), se incrementó desde el desdoblamiento de la carretera en 2006. En 2007, las mediciones aportadas por la Policía Foral superaban los recogidos como máximo en el decreto foral: 65 dBA durante el día (de 8 a 22 horas) y 55 dBA en horario nocturno. Se han llegado a tomar muestras de hasta 85 dBA de día e incluso momentos de 77 dBA en horario nocturno.

En el acta de medición de ruido aportado por la Policía Foral y que fue el que tuvo validez durante el juicio, las mediciones reflejaron también parámetros superiores a los permitidas, con 71,9 dBA de día. 

La sentencia fue dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo en mayo de 2014 y en ella se consideró que se vulneraban los derechos fundamentales como el derecho a la integridad física y moral o el derecho a la intimidad personal y familiar. El texto añade que es la Administración responsable, en este caso el Gobierno de Navarra, es la que tiene que tomar las medidas para solucionar el problema. 

El texto añadía que la posible indemnización económica a los vecinos debería sólo contemplarse en el caso de que, atendida judicialmente la reclamación, ésta no llegara a producirse, como es el caso actualmente: más de dos años sin tomar medidas.

Para cumplir con la reducción del ruido será necesario disminuir la velocidad en el tramo entre la rotonda de Berriozar y la de Artica de la ronda, implantar un asfalto menos ruidoso así como la instalación de paneles acústicos, como muchos otros que existen para controlar el ruido en carreteras de Navarra. Sólo con las tres medidas de forma conjunta se conseguirá cumplir la ley, según un estudio técnico que llevó a cabo el propio Gobierno de Navarra.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral dice que no cumple una sentencia sobre el ruido en la ronda de Pamplona "por falta de presupuesto"