• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:53

 

 
 

TRIBUNALES

Secuestrada y violada en Pamplona durante dos angustiosos días por su antigua pareja

La forzó en un coche, la amenazó de muerte y trató de huir de la ciudad hasta que fue interceptado por la policía. 

Una mujer atada por los pies. ARCHIVO
Una mujer atada por los pies. ARCHIVO

La Fiscalía de Navarra solicita 18 años y medio de cárcel para el autor de una violación a su novia anterior, a la que secuestró en Pamplona, retuvo y amenazó con matarla durante dos angustiosos días

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra acoge este viernes  y el próximo lunes el juicio contra el único acusado, que en noviembre de 2019 aprovechó la confianza que mantenía con la mujer, con la que mantuvo una relación hasta unos días antes, para montarse en su coche con la excusa de llevarla al trabajo. 

Sin embargo, todo lo que ocurrió después fueron horas de auténtica tortura para la mujer, que desde el primer momento se opuso y pidió al hombre que le dejara marchar, algo que nunca ocurrió. 

El hombre se presentó en el domicilio de la mujer a primeras horas de la mañana en un barrio del norte de Pamplona y la mujer accedió a que el acusado le llevara al trabajo en una furgoneta propiedad de ella. Según describe la Fiscalía de Navarra en su escrito de acusación, una vez dentro del coche, el acusado le dijo: "Vas a morir, te voy a matar" y en lugar de dirigirse al lugar de trabajo se desvió en dirección a Eugui hasta llegar a un descampado. Todo ocurrió pese a las "insistentes peticiones" de la mujer para que regresaran a Pamplona. 

Una vez en el descampado, el hombre obligó a la mujer a pasar al asiento de atrás, donde la desnudó de cintura para abajo y le obligó a practicar diversos actos sexuales con penetración incluida. 

"A continuación, y con ánimo de menoscabar su integridad física, le agarró y le apretó el cuello hasta que la mujer perdió el conocimiento, volviendo a repetir el hecho por segunda vez, hasta perder nuevamente el conocimiento", señala el escrito del fiscal, que narra la crudeza de los hechos. 

Sobre las 20.30 horas de la tarde, más de 12 horas después del inicio de los hechos, cuando la mujer recobró el conocimiento descubrió que estaba atada de pies y manos, además de amordazada, sin posibilidad de salir del vehículo ni pedir auxilio. 

El hombre la tenía en la parte trasera de la furgoneta para evitar que fuera vista. Durante el día, mientras ella estaba inconsciente, el acusado condujo el coche hasta la zona de Quinto Real, donde pasaron la noche en el interior del vehículo. 

Al día siguiente, el hombre puso en marcha el coche y condujo en dirección Tarragona, sin hacer caso a la mujer, que le pidió regresar a Pamplona. Durante el viaje, la mujer no dejó de recibir amenazas por parte del hombre, que le repitió que la iba a matar, y se encontraba sin opción de pedir auxilio, ya que le había quitado su teléfono móvil. 

Sólo en dos ocasiones le permitió el hombre salir del vehículo a la mujer, a la que volvió a atar para que no pudiera escapar en ningún momento

La policía ya había puesto en marcha la búsqueda de la mujer y a lo largo del día llamaron por teléfono, pero el acusado le obligó a la mujer a contestar y decir que todo estaba bien. 

Sobre las 21.20 horas de ese segundo día de secuestro, en la carretera N-340 cerca de Benidorm, el coche fue interceptado por la Guardia Civil y el hombre quedó detenido. 

El hombre, que será juzgado esta semana, tenía antecedentes por un delito de lesiones con sentencia del año 2012, aunque la pena fue declarada prescrita en 2017. 

La Fiscalía de Navarra solicita 5 años y 9 meses de prisión por el delito de detención ilegal, 10 años de cárcel por la agresión sexual, 11 meses por la pena de maltrato no habitual y un año y 11 meses por las amenazas. 

Además, solicita que el hombre sea condenado a la prohibición de comunicarse con la víctima durante 26 años. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Secuestrada y violada en Pamplona durante dos angustiosos días por su antigua pareja