• martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:21

 

 
 

CORRUPCIÓN

Las conclusiones del PSN en el caso Davalor que han 'ayudado' al Supremo para imputar a Ayerdi por corrupción

El partido de la ahora presidenta Chivite era partidario de la dimisión de Ayerdi por el escándalo de Davalor y aún así lo nombró consejero de su gobierno. 

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, comparece en el Parlamento para tratar sobre las decisiones en relación con la empresa Davalor Salud. MIGUEL OSÉS_2
Manu Ayerdi, en una de las comparecencia en el Parlamento para tratar sobre las decisiones en relación con la empresa Davalor Salud junto a Pilar Irigoien, directora de Sodena. MIGUEL OSÉS

María Chivite nombró consejero de su gobierno a Manu Ayerdi a sabiendas de las corruptelas que el político nacionalista había llevado a cabo dentro del caso Davalor, donde cerca de 2,6 millones de euros públicos se han volatilizado por la "corazonada" de Ayerdi de invertir en una empresa ya quebrada. 

Ahora que el Tribunal Supremo investiga a Ayerdi por malversación y prevaricación, la presidenta María Chivite se ha negado a cesarlo de manera inmediata como ordena una Ley foral y ha decidido tapar lo que antes denunciaba cuando ejercía en la oposición antes de echarse en brazos del PNV. 

Chivite no obliga a Ayerdi a salir de su Ejecutivo y alarga la situación, esclava del absoluto control que el nacionalismo ejerce sobre ella, sin poder alguno sobre su propio gobierno. 

En la extensa y pormenorizada querella que UPN presentó en el Supremo, donde se lleva a cabo un exacto relato de cómo Ayerdi se saltó todos los procedimientos para entregar el dinero a Davalor, los regionalistas han utilizado parte de las conclusiones del PSN en la comisión de Davalor, cuando los socialistas denunciaban estas componendas del Gobierno del cuatripartito. 

Casualidades de la política, el texto impulsado por el partido de Chivite ha servido para investigar a un consejero del Gobierno de Chivite. Es decir, que Chivite nombró a Ayerdi consejero de su Gobierno con pleno conocimiento de los chanchullos del peneuvista. 

Las conclusiones de los socialistas tras el análisis del caso no dejaban mucho lugar a la duda de la opinión que sobre Ayerdi tenían en el PSN: "El Vicepresidente Ayerdi accedió a tramitar un primer préstamo de un millón de euros en septiembre de 2015 a sabiendas de que la empresa estaba instada en concurso de acreedores y en contra de los servicios técnicos. Inexplicablemente, y a pesar de todos los datos, síntomas y advertencias del Parlamento de Navarra, el Gobierno de Navarra, de forma irresponsable, siguió financiando a Davalor hasta los 2,6 millones, en una clara maniobra para mantener viva la empresa hasta final de legislatura, circunstancia que no se dio y acabó por hacer perder una importante cantidad de dinero público”, señaló el texto redactado por los socialistas, al que se sumo UPN, y que ha sido utilizado, entre otros asuntos, para convencer al juez Marchena del Tribunal Supremo de la necesidad de iniciar una causa plenal contra a Ayerdi por varios delitos. 

La querella de UPN ante el Tribunal Supremo que ha terminado por abrir una causa penal contra Ayerdi señala que la aportación de dinero público se hizo sin las más mínimas garantías, por una decisión “totalmente personal” (en propias palabras del Sr. Ayerdi, una “corazonada”), a pesar de estar advertido de que la situación financiera de la empresa era crítica. "Contravino así el informe de los servicios técnicos de Sodena y se liberó del escollo que suponían los anteriores miembros del Consejo de Administración, cesados ipso facto para allanar el camino a una operación de alto riesgo que carecía de justificación económica y que a la postre comportó la pérdida de 1 millón de euros", denuncian los regionalistas. 

En la querella se expone como Ayerdi construyó con su entonces directora general, Pilar Irigoien, un informe a espaldas de Sodena y de los funcionarios del departamento. 

"Pero lo más relevante, por su extrema gravedad, es que el intermediario entre el promotor de Davalor y el Sr. Ayerdi, afirmó en la comisión parlamentaria de investigación que el querellado, en una comida que mantuvieron en un restaurante de Pamplona el 7 de septiembre de 2015, les aseguró que Sodena iba a conceder el préstamo de 1 millón de euros", comida que tuvo lugar antes de que el informe fuera terminado porque estaba cocinado

"Es un hecho probado, por admisión expresa del propio querellado, que conocía la situación de insolvencia de la empresa, su falta de tesorería que le impedía atender las obligaciones regulares y el incumplimiento de sus obligaciones tributarias y de seguridad social. Aun así, continuó apostando por ella ciegamente (con dinero público, que no con el suyo)", añade el texto enviado al Tribunal Supremo por UPN. 

Los regionalistas también resaltan que "a pesar de la gravedad de estas circunstancias, de las que Ayerdi era perfecto conocedor", el Consejo de Administración de Sodena, bajo su presidencia, aprobó dos nuevos préstamos a favor de Davalor después del primer millón de euros. 

El primero se concedió en el mes de diciembre de 2016, por importe de 400.000 euros. El segundo, en el mes de enero de 2017, por importe de 600.000 euros. A ellos les seguirían otros tres préstamos de 200.000 euros cada uno (11 de abril, 26 de mayo y 31 de agosto de 2017).

En total, 2.600.000 euros que acabarían perdidos para siempre por obra del Gobierno de Uxue Barkos y que ahora Chivite trata de tapar evitando cesar a su consejero. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las conclusiones del PSN en el caso Davalor que han 'ayudado' al Supremo para imputar a Ayerdi por corrupción