PREMIUM  TRIBUNALES

La policía no halla enriquecimiento de Sanz y Goñi en las operaciones de la CAN

La UDEF ha enviado un informe al juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso Banca Cívica por denuncia de Kontuz. 
 

Enrique Goñi y Miguel Sanz en una imagen de archivo.
Enrique Goñi y Miguel Sanz en una imagen de archivo.  

La policía no ha hallado irregularidad alguna en los patrimonios del expresidente del Gobierno foral Miguel Sanz y el exdirector general de Caja Navarra, Enrique Goñi, en relación a las operaciones de CAN que fueron denunciadas por la asociación abertzale Kontuz.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha entregado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, que investiga el caso Banca Cívica, un informe acerca del análisis patrimonial y financiero de los dos principales investigados en la causa, Enrique Goñi y Miguel Sanz.

Según el informe enviado al juez el pasado diciembre por la UDEF, el patrimonio de Goñi es coherente con los ingresos percibidos, y el de Sanz no resulta especialmente diferente antes y después de las operaciones investigadas.

La UDEF especifica que aún no ha podido concluir la investigación porque le falta por analizar otras operaciones.

En sus conclusiones, la UDEF señala que el informe patrimonial se centra en los bienes muebles o inmuebles de los querellados y sus personas allegadas, así como en la información de la Hacienda Navarra, pero matiza que no se puede extraer de esta información si en las cuentas de los querellados se ha producido la recepción de dinero derivadas de las operaciones analizadas.

Respecto a Enrique Goñi, la policía indica que entre los años 2002, cuando es nombrado director general de CAN, y 2011, su salario procedente del grupo CAN "aumenta progresivamente", pasando de percibir 146.526,79 euros en el año 2001 a 1.657.285,71 € en el año 2010.

Por lo que atañe a su patrimonio, detalla que antes de 2002 Goñi era propietario, junto con su esposa, de una vivienda adquirida en el año 2000 en el segundo ensanche de Pamplona, que la donó a su mujer en 2006 –cuando cambió el régimen matrimonial– y que se vendió en 2009 por 500.000 euros.

Asimismo, según la UDEF, Goñi adquirió en 2006 una propiedad en una localidad del Valle de Egüés por importe de 712.000 euros mediante el pago de un cheque bancario. Sobre esta finca se constituyó una hipoteca en el año 2009 por importe de 600.000 € para financiar unas obras.

De la información analizada, según el informe, se desprende que gran parte del patrimonio de Goñi se encuentra invertido en acciones y fondos de inversión.

Del impuesto de patrimonio, se observa que pasó a tener en el año 2004 una base imponible de 304.201,31 € a otra de 3.368.418,12 en 2013. Ese incremento, para la UDEF, es "aparentemente coherente con los ingresos que percibe en estos años".

En relación con Miguel Sanz, la policía observa que su salario procedente del grupo CAN aumentó de 19.972 € en 2001 a 104.013 en 2010.

Por lo que respecta a su patrimonio, antes de 2002 era titular de una vivienda y dos plazas de garaje en Pamplona adquiridas en 1992, así como de dos fincas rústicas compradas el mismo año en Corella.

A partir de esa fecha, solo consta la adquisición de una parcela urbana en Corella por 90.000 euros y la compra de dos vehículos. La UDEF no encuentra en la información analizada ningún otro tipo de activo que traiga razón directa o indirecta de las operaciones objeto de esclarecimiento salvo las ya indicadas, ni halla una situación patrimonial especialmente diferente antes y después de las mismas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La policía no halla enriquecimiento de Sanz y Goñi en las operaciones de la CAN