PREMIUM  SUCESOS

Cazados en el recorrido del encierro: la Policía Municipal localizó a los acusados de la violación por las cámaras de seguridad

El acento andaluz delató luego a los ahora arrestados. La Policía Foral les llevó al callejón de la plaza de toros para ver si llevaban tatuajes.

Los detenidos por la presunta violación en Pamplona, en el interior del recorrido del encierro localizados por la Policía Municipal en círculos.
Los detenidos por la presunta violación en Pamplona, en el interior del recorrido del encierro localizados por la Policía Municipal en círculos.  

El buen hacer de una agente de la Policía Municipal de Pamplona permitió detener el mismo 7 de julio por la mañana a los acusados de la violación en grupo a una chica de 18 años de Madrid sólo horas después de la denuncia en San Fermín. 

Así lo han confirmado fuentes de la Policía local de Pamplona, que mantienen y celebran la rápida actuación y la efectividad del cuerpo municipal en colaboración con la Policía Foral en un caso tan grave y en plena vorágine sanferminera

Hay cinco detenidos, aunque la joven facilitó información sobre cuatro de ellos, el juez considera, por el momento, que todos participaron de alguna manera en los hechos. Los arrestados grabaron con un móvil el momento de la agresión sexual. 

La joven ofreció los datos de los supuestos agresores al cuerpo de Policía Municipal a los pocos minutos de consumarse la violación, a las 3.45 de la madrugada. Todo ocurrió en un portal de la calle Paulino Caballero, a escasos metros del monumento al encierro de la avenida de Roncesvalles y de Carlos III. La chica se sentó en un banco a llorar hasta que una pareja la atendió y llamó a la policía municipal. 

¿Cómo pudo el cuerpo municipal localizar a los agresores entre la multitud de San Fermín

LOS DATOS DE LOS CUATRO AGRESORES

La chica facilitó información sobre 4 agresores, con la descripción de las personas que le habían agredido sexualmente y le habían robado el móvil: habló de hombres de entre 1,65 y 1,75 metros de altura, describió tatuajes en el abdomen de dos ellos, el tipo de barba y el pelo que llevaban y mencionó ante los policías tres datos que resultaron cruciales: la esfera del reloj de uno de ellos, un gorro rojo y su probable procedencia: tenían acento andaluz

Sobre las 7.45 de la mañana, antes de que la Policía Municipal abriera las barreras del recorrido del encierro, una agente del grupo de análisis peinaba en sus monitores las calles del centro de Pamplona gracias a las cámaras de seguridad. Faltaban sólo 15 minutos para el cohete que haría correr a los toros de Fuente Ymbro el primer encierro de San Fermín

Miles de personas poblaban el recorrido entre Santo Domingo y la Bajada de Javier, donde una barrera policial impedía el paso a los corredores para llegar a la plaza. Varios policías, como se aprecia en la foto, peinaban el recorrido para localizar "mozos" con mochilas, cámaras de vídeo o en mal estado, para sacarlos fuera del recorrido. 

Pero aquella mañana del 7 de julio había también otra orden emitida unas horas antes: se buscaba en Pamplona a cuatro hombres acusados de una supuesta violación. 

LOS ARRESTADOS PASAN POR LA CALLE MERCADERES

La policía que vigilaba la ciudad gracias a las cámaras creyó localizar a los autores gracias a la descripción facilitada por la chica. Los vio en la calle Mercaderes, incluso dos agentes pasaron justo al lado de los ahora detenidos (ver foto) y enviados a prisión por la violación denunciada por la madrileña de 18 años. 

Rápidamente, tras alertar de que había descubierto a los cuatro hombres en el recorrido del encierro, dieron aviso al resto de efectivos y a la Policía Foral, el cuerpo encargado de la seguridad dentro de la plaza de toros. "Supusimos que estaban dentro del recorrido con el objeto de entrar a la plaza de toros antes de que llegara el encierro y participar en las vaquillas", mantiene un mando de la Policía Municipal de Pamplona. Es algo habitual entre los visitantes foráneos.

Los toros de Fuente Ymbro corrieron un encierro veloz. A las 8.03 horas los seis toros estaban ya en los corrales de la plaza y, en en la arena, los cuatro acusados por la violación celebraban ya haber accedido al ruedo. Corrieron por delante hasta llegar a la plaza antes que los toros

En ese momento, el aviso de que se buscaba a cuatro hombres con unos rasgos muy concretos ya estaba en manos de la Policía Foral. Comenzaron a mirar y a buscar, pero era como encontrar una aguja en un pajar. Decenas de hombres de similar estatura, con y sin barba, con el pelo más o menos corto se movían en ese momento por la plaza de Pamplona, todo bullía tras toda una noche de fiesta en la ciudad. Pero la policía sabía que estaban cerca. 

Llegaron los cabestros de cola y comenzó la suelta de vaquillas. La participantes corrían de un sitio a otro mientras alguna de las vacas revolcaba por el suelo a algún participante despistado. 

En ese momento, uno de los agentes de Policía Foral escuchó a varios jóvenes hablar. Lo hacían, según las fuentes consultadas, con un marcado acento andaluz y, por la descripción facilitada por la chica, todo podía encajar. 

DETENIDOS Y AL PATIO DE CABALLOS

Pidieron a los cuatro jóvenes que les acompañaran hasta el patio de caballos para su identificación. Fuentes de la Policía Foral han explicado a este medio que no hubo dificultad en la detención y que los cuatro cumplieron las órdenes sin oponer resistencia. Pasaron por el callejón, cerca de toriles, y accedieron a lugar donde cada tarde los toreros se encomiendan antes de comenzar la corrida. 

Los agentes vieron el sombrero rojo, la esfera grande del reloj y, lo más importante, pidieron a todos que se levantaran las camisetas para ver si alguno de ellos llevaban algún tatuaje en el pecho o en el abdomen. 

Tal y como había denunciado la chica, allí estaban las pruebas del delito. 

Los cuatro quedaron detenidos junto al quinto amigo de Sevilla que aún deambulaba por la plaza de toros corriendo delante de alguna vaquilla


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cazados en el recorrido del encierro: la Policía Municipal localizó a los acusados de la violación por las cámaras de seguridad