• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 15:08

 

 
 

TRIBUNALES

"Le golpeó en la cabeza con los puños, los pies y muy posiblemente un martillo": así fue el crimen de San Jorge

El auto, con el que se ha determinado la prisión provisional y sin fianza, asegura que el investigado intentó deshacerse del cadáver.

El hombre atrincherado en su vivienda del barrio de San Jorge en Pamplona sale detenido del lugar de los hechos. MIGUEL OSÉS
El hombre atrincherado en su vivienda del barrio de San Jorge en Pamplona sale detenido del lugar de los hechos. MIGUEL OSÉS

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Otamendi, ha decretado este miércoles el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Moises Fernández Chando, acusado por la muerte de su suegro en el barrio pamplonés de San Jorge el pasado domingo. 

Según recoge el auto, el investigado habría matado a "Juan Vázquez Cabral, padre de su pareja sentimental" golpeándole "repetidamente en la cabeza con los puños, los pies y muy posiblemente un martillo de los usados para fracturar los cristales de los vehículos". 

El auto aun así asegura que estos golpes se producen "por motivos que aún no están aclarados". Estos se produjeron "entre las 13:00 y las 14:00 horas del día 5 de agosto de 2018 en el domicilio de Juan Vázquez Cabral, en la calle Santa Vicenta María".

Lo que sí explica el auto es que estos golpes le causaron "unas gravísimas lesiones consistentes en un traumatismo cráneo facial masivo con gravísimo destrozo de la cara que le provocó una hemorragia cerebral que le causó la muerte".

Del mismo modo, el auto explica que, al parecer, el investigado tenía la intención de deshacerse del cuerpo. "El investigado arrastró el cadáver desde el piso de la víctima hasta el ascensor del inmueble, bajando seguidamente hasta el garaje comunitario, arrastrando el cuerpo hasta un vehículo de su propiedad, presuntamente con intención de deshacerse del cadáver", relata el documento.  

Sin embargo, según explica el auto, Moisés dejó el cadáver "al lado del vehículo, volviendo sobre sus pasos para intentar limpiar los restos de sangre que el cadáver había dejado en el piso donde ocurrieron los hechos y en las zonas comunes por donde éste fue arrastrado".

"Tras la llegada de la policía, alertada por unos vecinos que habían visto las manchas de sangre en el ascensor, el detenido se refugió en su domicilio, en el mismo inmueble, negándose a salir hasta que, pasadas varias horas y cuando se constató que se encontraba solo y que no tenía intención de abandonarlo, la policía accedió por la fuerza a su interior, deteniéndolo", informa. 

El texto, hecho publico este miércoles, asegura que "los hechos han quedado indiciariamente acreditados a través de las diligencias practicadas hasta la fecha".

En concreto, destaca el "levantamiento del cadáver e inspección ocular del piso donde residía la víctima, efectuadas el mismo día, y la de reconstrucción de los hechos, realizadas al día siguiente" cuando "el investigado reconoció la autoría de la muerte de Juan Vazquez Cabral mediante múltiples golpes en la cabeza".

Pese a todo, remarcar que "restan por realizar múltiples análisis que permitirán un mayor esclarecimiento de los hechos y una mejor calificación de estos".

Así pues, el Juzgado considera que estos hechos son "constitutivos de un delito de homicidio, castigado con pena de diez a quince años de prisión, y podrían también constituir un delito de asesinato, castigado con pena de hasta veinticinco años de prisión". 

"La intensidad y pluralidad de golpes sufridos por la víctima claramente habrían causado a éste un dolor muy intenso, siendo éste innecesario para causar la muerte, lo que podría constituir la agravante de ensañamiento; siendo también muy probable que dichos golpes se dieran cuando la víctima ya se encontraba en el suelo inconsciente o semiinconsciente y, en consecuencia, sin posibilidad de defenderse, lo que podría integrar la agravante de alevosía", relata el auto.

Del mismo modo, el juez ha levantado el secreto del sumario que había sobre el caso hasta el momento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Le golpeó en la cabeza con los puños, los pies y muy posiblemente un martillo": así fue el crimen de San Jorge