TRIBUNALES

Juzgan a una mujer en Pamplona por utilizar una fotocopia del permiso para aparcar en plaza de minusválidos

La acusada no manipuló la autorización oficial y acudió al CHN para recoger a su madre que estaba ingresada. 

Puerta principal del Hospital de Navarra en Pamplona con el logo de minusválidos superpuesto.
Puerta principal del Hospital de Navarra en Pamplona con el logo de minusválidos superpuesto.

Una mujer ha sido juzgada este jueves en Pamplona acusada de utilizar una fotocopia de una tarjeta de aparcamiento para minusválidos en el Complejo Hospitalario de la capital navarra. 

La Fiscalía ha rebajado hasta los 3 meses de prisión y una multa de 810 euros su petición inicial, que había fijado en un año de cárcel y una multa de 3.000 euros. La defensa ha pedido la absolución.

Los hechos ocurrieron el 14 de noviembre de 2016 cuando la mujer aparcó sobre las 17.35 horas en una plaza reservada para minusválidos cerca de la puerta del hospital. 

Su madre, enferma, tenía adjudicada por un consistorio de la zona media de Navarra una tarjeta para minusválidos con una matrícula de vehículo concreta. La mujer efectuó fotocopias a color y plastificadas para que todos los hermanos pudieran disponer de la tarjeta en caso de urgencia y necesidad de ir a recoger a su madre, tal y como ha expuesto en el juicio. 

En el momento de la denuncia por parte de la Policía Municipal, el vehículo de la acusada llevaba una de las tarjetas no originales, aunque en el juicio ha quedado patente que era exactamente igual que la original, pues no había sido manipulada, algo que puede eximir a la mujer del delito de falsificación de documento público. 

El abogado de la acusada ha reseñado que la mujer acudió al hospital a recoger a su madre porque iba a recibir el alta, algo que también consideran que ha quedado acreditado, por lo que realmente no estaba haciendo un mal uso de la tarjeta en ese momento, han considerado.

La fiscal, sin embargo, ha mantenido su petición al considerar que al ocupar de manera irregular una plaza de aparcamiento la mujer se ahorraba el coste de la zona azul o del aparcamiento y causó un daño a otras personas con tarjeta de minusválidos en curso que querían aparcar en la zona y la plaza estaba ocupada. 

Dos agentes de la Policía Municipal de Pamplona han testificado para corroborar la denuncia y han advertido de que el mal uso de las tarjetas de minusválido es algo muy extendido ahora mismo en la ciudad. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juzgan a una mujer en Pamplona por utilizar una fotocopia del permiso para aparcar en plaza de minusválidos