• jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:39

 

 
 

TRIBUNALES

La audiencia ordena identificar al policía que hirió con una pelota de goma a un hombre en Pamplona

Los hechos ocurrieron en 2012 durante la manifestación de una huelga y el herido perdió un ojo tras lo ocurrido.

Un momento de la Huelga celebrada en 2012 en Pamplona.
Un momento de la Huelga celebrada en 2012 en Pamplona.

La sección primera de la Audiencia de Navarra ha estimado el recurso presentado por Ángel Z.B. contra el archivo de la diligencias abiertas por el pelotazo de goma que recibió en un ojo y ha ordenado que continúe la investigación para identificar el autor del disparo.

Los hechos ocurrieron sobre las 13:15 horas del 26 de septiembre de 2012, en el transcurso de unos incidentes al término de una manifestación con motivo de una huelga general contra los recortes del Gobierno central.

Según el denunciante, a pesar de que él no tomaba parte en esos incidentes, recibió un impacto en el ojo derecho por la pelota disparada por un agente que incumplió el protocolo, ya que se encontraba a un distancia inferior a 30 metros y apuntó a la altura de la cabeza y no por debajo de la cadera.

No pudo sin embargo identificar al agente que le disparó ni precisar con exactitud a qué distancia se encontraba, hechos que fueron utilizados por la otra parte para restar credibilidad a su declaración.

Sobreseída inicialmente la causa por el juzgado de Instrucción 2 y desestimado el recurso de reforma, Ángel Z.B. presentó un recurso en apelación ahora estimado para determinar la autoría del disparo y si existe responsabilidad penal, ya que niega que el policía pueda ampararse en el cumplimiento del deber o en la legítima defensa.

Una demanda que la sala ha admitido al tener en cuenta los partes médicos, la reconstrucción del juez instructor y las declaraciones de los testigos, que no permiten fijar la distancia a la que fue disparada el arma pero que apuntan a unos 14,7 y 15,1 metros, inferiores ambas a la que determina el protocolo citado.

El fallo tiene en cuenta además que no se puede concluir que no existan indicios de criminalidad porque la "tensión" con la que la víctima revive los hechos le dificulten precisar con exactitud los metros, y en este sentido destaca que sí recuerda el lugar donde él estaba y dónde estaban los policías.

Rechaza además que sea razón para el archivo de la causa que el denunciante no pueda identificar al agente que disparó, y al respecto señala que los policías normalmente permanecen cubiertos en estas situaciones y si no fuera posible otro medio de identificación en ningún caso sería posible ésta.

Por último la resolución considera que para determinar si la actuación policial fue "adecuada y proporcionada", o "negligente" o "dolosa", hay que determinar "quién y en qué forma se realizó el disparo y cuál fue la actuación del lesionado". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La audiencia ordena identificar al policía que hirió con una pelota de goma a un hombre en Pamplona