TRIBUNALES

Navarra pone en marcha un nuevo centro judicial para que los menores con delitos cumplan sus sentencias

El equipo se encuentra formado por tres educadores de intervención directa, una psicóloga, un técnico en intervención familiar y una persona coordinadora.

Una de las salas del Centro de Día de Justicia Juvenil. GOBIERNO DE NAVARRA
Una de las salas del Centro de Día de Justicia Juvenil. GOBIERNO DE NAVARRA  

El nuevo Centro de Día de Justicia Juvenil, gestionado por la Fundación Gizain, dará cobertura diurna con carácter ambulatorio a hasta 16 menores con medidas judiciales dictadas en sentencia firme de asistencia a centro de día.

Así se lo han explicado este jueves a la consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, en la visita que ha realizado a las instalaciones, acompañada por el Fiscal Superior de Navarra, José Antonio Sánchez Sánchez-Villares, y el director general de Justicia, Rafael Sainz de Rozas.

De la mano del equipo profesional, la consejera Maeztu y el resto de autoridades, han conocido las instalaciones y el trabajo que se realizará en el centro.

También han estado presentes la directora de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés, la nueva subdirectora de Familia y Menores, Olga Chueca, el gerente de la Fundación Gizain, Pedro Ardaiz, y la coordinadora del Centro de Día de Justicia Juvenil, Andrea Ursua.

El Gobierno de Navarra ha destacado en un comunicado que la creación de este centro "es una medida largamente solicitada desde el ámbito judicial y un compromiso ineludible conforme a la ley que regula la responsabilidad penal de las y los menores".

Asimismo, se encuadra dentro del Sistema de Reforma, "en medio abierto" y se lleva a cabo en un espacio intermedio entre los centros de internamiento, los recursos residenciales y el propio contexto sociofamiliar que rodea a menores que hayan cometido alguna infracción.

Tiene como objetivo establecer, mediante el acompañamiento y la acción socioeducativa, "modelos de comportamiento alternativos, de manera que el menor asuma la responsabilidad penal por haber cometido hechos delictivos". Para ello se prevén talleres obligatorios sobre habilidades sociales y valores, y otros específicos, según los distintos perfiles, así como actividades orientadas al empleo y el trabajo comunitario.

Por último, se prestará apoyo psicológico y también familiar. Todo ello con el fin de "restablecer la normalización de los y las menores en su ámbito social, familiar y comunitario de referencia".

El equipo que lleva a cabo el desarrollo del proyecto se encuentra formado por tres educadores de intervención directa, una psicóloga, un técnico en intervención familiar y una persona coordinadora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra pone en marcha un nuevo centro judicial para que los menores con delitos cumplan sus sentencias