• miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

Tres menores tuteladas en Navarra fueron prostituidas con 14 y 16 años: procesados tres clientes

La juez también imputa varios delitos a los hombres que las indujeron a mantener relaciones por delitos de explotación sexual. 

Una chica llora en un lugar cerrado y oscuro. ARCHIVO.
Una chica llora en un lugar cerrado y oscuro. ARCHIVO.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha acordado el procesamiento de tres investigados por supuesta inducción a la prostitución y explotación sexual de tres menores de edad en septiembre de 2021 en la capital navarra.

También ha procesado a tres presuntos clientes imputados por mantener relaciones a cambio de dinero con las víctimas a sabiendas de su minoría de edad. Las tres menores, que entonces tenían dos de ellas 14 años y la otra 16, se encontraban tuteladas por la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las personas que dirige Inés Francés y que depende del departamento de Derechos Sociales de la socialista Mª Carmen Maeztu. 

La magistrada imputa a los seis procesados delitos relativos a la prostitución, la explotación sexual, corrupción de menores, abuso sexual y contra la salud pública.

La magistrada recoge en el auto de procesamiento, entre otros indicios incriminatorios, los posicionamientos de los móviles en el domicilio en donde se llevaban a cabo las relaciones sexuales, las transacciones bancarias o por Bizum, así como los reconocimientos fotográficos realizados por las menores.

En la resolución judicial, la juez relata que el 23 y el 30 de septiembre de 2021, las tres menores se fugaron de los domicilios y centros de acogida en que se encontraban y permanecieron en el domicilio de A. P. F. A., a quien conocía una de las víctimas, en el barrio pamplonés de Buztintxuri en donde residía con su madre.

Durante este período de tiempo conocieron y coincidieron en el domicilio con J. F. V. A. y E. D. S. L., quienes, con pleno conocimiento y conscientes de sus respectivas edades, ofrecieron a las menores la posibilidad de ganar mucho dinero de manera fácil realizando videollamadas de contenido erótico. Inicialmente, se les indicó que realizarían esas videollamadas por medio de WhatsApp previa publicación de los anuncios correspondientes en una página de contactos sexuales.

A. P. F. A. conocía y consentía estas prácticas en su domicilio, incluso exigió practicar sexo a una de las menores para permitirle mantenerse en el domicilio, y llegó a mantener relaciones con ella a pesar de conocer su edad. E. D. S. L. enseñó a las menores cómo realizar esas fotografías, que debían ser en ropa interior y poses sugerentes sin que se les viera la cara para que no se detectara que eran menores de edad.

Tenían que portar un cartel en que constaba un número de teléfono que ellos mismos facilitaron a cada una de las menores para recibir las llamadas y mensajes correspondientes. Igualmente, se les indicó que debían renovar estos anuncios constantemente con fotografías y textos nuevos para aparecer en las primeras posiciones de los anuncios.

En este período de tiempo, además, los tres adultos facilitaron sustancias estupefacientes a las menores tales como porros, cocaína y speed que consumían de manera constante, al igual que los adultos. Tanto A. P. F. A. como J. F. V. V. y E. D. S. L. conocían la situación en que se encontraban las menores y su deseo de no regresar a sus respectivos ámbitos residenciales. Se aprovecharon de esta circunstancia para lograr que obedecieran a lo que se les decía, a lo que también se unió la necesidad de consumir las drogas que les facilitaban.

Consiguieron, de esta manera, limitar la libertad de decisión que tenían las menores. Durante los días 24 y 25 de septiembre de 2021 se publicaron un total de diecisiete anuncios en la página web en que las tres menores ofrecían servicios de carácter sexual. Subieron fotografías que las menores se habían realizado entre ellas siguiendo las indicaciones de E. D. S. L. Una vez colgaron los anuncios, las menores fueron informadas de las prácticas sexuales que les podían ser solicitadas y que debían atender, así como de las correspondientes tarifas: 20 euros las videollamadas, 50 un masaje erótico, y 100 euros de tarifa mínima por sexo completo. El pago debía realizarse en efectivo o por medio de Bizum a la línea que J. F. V. V. tenía vinculada con sus cuentas bancarias. En caso de realizarse el pago en efectivo a una de las menores, ésta debía entregar el dinero a J. F. V. V., quien procedía en algunos casos a entregar una parte a las menores.

Una de las menores tuvo entre sus clientes a J. M. E. A., quien, a pesar de ser consciente de su minoría de edad por resultar evidente al contar con 14 años cuando sucedieron los hechos, omitió preguntar al respecto de manera deliberada. Así, mantuvo con ella relaciones sexuales completas a cambio de dinero. Consta un pago realizado por Bizum y el procesado ha sido reconocido fotográficamente por las tres menores como la persona que mantuvo relaciones sexuales con la primera, un reconocimiento que ha sido ratificado en su declaración judicial.

El 25 de septiembre, otro procesado, R. J. M. B., mantuvo relaciones sexuales con dos de las menores. Esta persona ha sido reconocida fotográficamente por las tres menores como el hombre que tuvo la relación sexual. Las tres también coincidieron en afirmar que, cuando ocurrieron los hechos, él se encontraba “borracho”, reconocimientos ratificados en su declaración judicial.

Asimismo, el día 27 de septiembre de 2021, M. M. U. mantuvo relaciones sexuales completas mediante precio con una de ellas pese a ser plenamente consciente de su minoría de edad por resultar evidente. La menor contaba entonces con 14 años de edad y el encausado omitió de manera deliberada preguntarle por su edad. Fue reconocido fotográficamente por la menor, reconocimiento que ha sido ratificado en su declaración judicial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tres menores tuteladas en Navarra fueron prostituidas con 14 y 16 años: procesados tres clientes