TRIBUNALES

El tribunal que juzgó a La Manada acumula retrasos de hasta un año para dictar sus sentencias

El juicio más mediático en Navarra se celebró en noviembre y se aguarda con expectación el fallo de los tres magistrados. 

Ilustración de los tres magistrados durante el juicio a 'La Manada': Ricardo González, José Francisco Cobo y Raquel Fernandino . GUILLÉN ZAZPE
Ilustración de los tres magistrados durante el juicio a 'La Manada': Ricardo González, José Francisco Cobo y Raquel Fernandino . GUILLÉN ZAZPE  

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra acumula retrasos que superan los 12 meses en algunos casos. Se trata del tribunal que juzgó en noviembre a los cinco acusados por la supuesta agresión sexual de los Sanfermines de 2016, el conocido caso de La Manada

Tras el fin del juicio el pasado 28 de noviembre, los acusados y la víctima esperan la sentencia, pero los plazos se pueden alargar. Aunque se presumía una sentencia con un plazo relativamente breve por su repercusión mediática, lo cierto es que los tres jueces que conforman el tribunal toman sus decisiones con tiempo y en nada varían su forma de trabajar. Todos los casos se tratan de igual manera. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el caso de La Manada puede tener cierta prioridad al tratarse de un asunto con acusados en prisión provisional. Los cinco encausados permanecen privados de libertad desde el 7 de julio de 2016

Hace sólo unos días, esta misma sección de la Audiencia Provincial dio a conocer una sentencia por malos tratos y amenazas cuyo juicio se había celebrado exactamente 13 meses antes, motivo por el que se tuvo en cuenta en la condena el atenuante de dilaciones indebidas

Este mismo tribunal tiene entre manos otros casos juzgados incluso antes de verano, como el de una trabajadora de una banco de Tudela que fue acusada de robar 286.000 euros a diez de sus clientes cuando trabajaba en una sucursal de la capital Ribera.

La semana pasada, los tres magistrados que componen la sección dedicaron varios días a otra violación grupal en Pamplona, sobre la que la Fiscalía solicitaba 12 años de prisión por unos hechos acaecidos en Pamplona durante mayo de 2016. 

El tribunal está presidido por José Francisco Cobo y compuesto por los magistrados Ricardo González y Raquel Fernandino.  

JUICIOS Y APELACIONES

La Audiencia de Navarra se divide en dos secciones, sobre las que recaen las apelaciones de todas las causas en fase de instrucción de Navarra, así como los recursos de las sentencias de los juzgados de lo penal.  

Además, también celebran juicios en primera instancia siempre y cuando las penas de prisión solicitadas superen los 5 años de prisión. Las causas con penas inferiores recaen en los juzgados de lo penal. 

Ambas secciones, la primera y la segunda, se reparten de manera indistinta los temas, aunque es en la Sección Segunda donde más se retrasan las sentencias, hasta llegar a superar en muchos casos los 7-8 meses de espera

En la Sección Primera se tratan en exclusiva los recursos que llegan desde el Juzgado de Menores, mientras que la Sección Segunda tiene en exclusiva los asuntos relacionados con la violencia de género

En el caso de La Manada, los abogados coinciden en que se trata de un caso mediático, pero no complejo desde el punto de vista judicial. Los tres magistrados deben concluir si existen, y en qué grado, los tres delitos que se imputan a los cinco acusados: agresión sexual (violación), robo con violencia (se llevaron el móvil de la víctima) y un delito contra la intimidad (grabaron los hechos con sus móviles). 

La Fiscalía y las acusaciones solicitan entre 22 y 25 años para cada uno de los cinco acusados, mientras que la defensa pidió la absolución, al considerar que nada se había probado. 

SU ÚLTIMA DECISIÓN SOBRE EL CASO

La última vez que los magistrados se pronunciaron sobre el caso de La Manada fue la misma semana del juicio, ya que tuvieron que pronunciarse sobre la petición de libertad solicitada por las defensas de los acusados

El tribunal no accedió a la medida, pero uno de los tres magistrados que emitirá la sentencia emitió un voto discrepante y se posicionó en favor de permitir la libertad provisional de los cinco acusados. 

Los magistrados señalaron que, en ese momento, la medida de prisión no dejaba de ser "cautelar". De hecho, hicieron constar que, por el momento, su decisión de mantenerlos en prisión no se trata de una pena ni condena, que el auto no declaraba la culpabilidad de los cinco acusados y que no se prejuzgaba en modo alguno la decisión final, que podrá ser la condena o absolución de los cinco encausados.

Al término de la última sesión del juicio, los acusados se declararon inocentes y mostraron su "confianza en la justicia".

Las defensas de los cinco acusados, que se encuentran en prisión desde ese mismo día, han mantenido que no se produjo ninguna "agresión sexual", sino que los hechos fueron consentidos por la víctima. 

Las acusaciones y la Fiscalía mantuvieron que los cinco sevillanos procesados intimidaron y forzaron a la mujer a mantener relaciones sexuales en grupo sin su consentimiento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El tribunal que juzgó a La Manada acumula retrasos de hasta un año para dictar sus sentencias