PREMIUM  TRIBUNALES

El laberinto judicial del 'Caso Osasuna'

El juez Otamendi comenzó a tirar de la cuerda con el presunto amaño de partidos en Primera División.

Con el inicio de la nueva temporada renace el ‘Caso Osasuna’, que ya alumbra de por dónde irán los tiros los próximos meses. De entrada, las citaciones de estos días responden a la pieza principal que ocupa al juez Fermín Otamendi, es decir, los dos años del mandato de Miguel Archanco (julio 2012-junio 2014), y los dos primeros meses de la Gestora. El juez ha encontrado material suficiente en esos dos años para no levantar todavía el secreto sumarial al completo. Las pesquisas siguen adelante y solo el juez conoce hasta donde llegarán. Son ya más de ocho meses de averiguaciones en los que resulta fácil perderse entre el maremágnum de acontecimientos, declaraciones, autos o imputaciones, que ya suman la friolera de 22.

Sin embargo, no hay que perder el norte del asunto. Al juez le interesa probar cuantas ilegalidades se han cometido en el Club Atlético Osasuna, mientras que el aficionado y la sociedad navarra en general quieren saber, a través de las pesquisas judiciales, cómo se ha dilapidado el patrimonio y el prestigio casi secular de un club considerado modélico en el fútbol europeo, que de la noche a la mañana quedó en peligro de desaparición. Hubo dudas al principio de hasta dónde llegaría el juez, dudas ahora disipadas. El juez quiere llegar hasta el fondo. Al menos es lo que se infiere de sus actuaciones.

El ‘Caso Osasuna’ comienza en el verano de 2014 con las idas y venidas a la sede de la LFP del entonces presidente de la gestora, Javier Zabaleta, y del entonces gerente Ángel Vizcay, para hablar de un sorprendente asentamiento de 1,4 millones con destino a una sociedad, Flefield, que nadie conoce, y estalla con la filtración de las grabaciones de Vizcay confesando amaños al presidente de la LFP, Javier Tebas. A partir de ahí, Osasuna como club toma la iniciativa de llevar a los tribunales aquellas informaciones, siendo el juez Fermín Otamendi quien ha dividido sus investigaciones, de momento, en tres grandes bloques: A, B y C.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El laberinto judicial del 'Caso Osasuna'