PREMIUM  TRIBUNALES

Rebajan la pena de prisión a las dos acusadas de intentar quemar viva a una mujer en un portal de Pamplona

Las dos mujeres urdieron un plan para esperar a la víctima, la rociaron con gasolina y trataron de prenderle fuego con un mechero. 

Medios de comunicación  en el exterior del Palacio de Justicia de Navarra en una imagen de archivo. EFE/Jesús Diges
Medios de comunicación en el exterior del Palacio de Justicia de Navarra en una imagen de archivo. EFE/Jesús Diges   jdiges

Las dos mujeres acusadas de intentar quemar viva a la expareja de una de ellas han aceptado este lunes en Pamplona 8 y 7 años de prisión, respectivamente, por un delito de asesinato en grado de tentativa

Ambas han reconocido los hechos y han asumido lo ocurrido en junio de 2018 en un portal del barrio de la Rochapea de Pamplona, donde esperaron a la víctima, la rociaron con gasolina y estuvieron a punto de prenderle fuego con un mechero. 

Junto la pena de prisión, que se ha rebajado de los 17 y 15 años que la Fiscalía solicitaba inicialmente, han sido condenadas a 19 y 12 años de alejamiento, así como a un tratamiento médico de 5 años por el trastorno que sufren. Tendrán que indemnizar a la víctima con 24.000 euros, que sufrió estrés postraumático y necesitó tratamiento psicológico por las secuelas.

Los hechos tuvieron lugar en el barrio de la Rochapea de Pamplona en junio de 2018. Una de las acusadas había mantenido una relación sentimental con la víctima en los tres años anteriores. En esa etapa esa misma acusada había perdido a una hija menor de edad y tras romper la relación "comenzó a considerar que la muerte de su hija" era culpa de su anterior pareja. 

Por ese motivo y junto a otra mujer a la que conoció a través de su hija, la acusada propuso matar a su anterior pareja rociándola con gasolina y prendiéndole fuego, "siendo conscientes que este sistema causaría unos dolores exacerbados" a la mujer. 

Tras conocer los horarios de la mujer, las dos acusadas se citaron para preparar la acción y terminar con la vida de su víctima. Adquirieron una peluca, una visera y maquillaje para ocultar el rostro. Luego fueron a una gasolinera y compraron una garrafa de gasolina. Aunque la compra fue hecha de forma conjunta, sólo una de ellas abonó las compras. 

Una vez en el portal, bajaron al trastero, traspasaron parte de la gasolina a otro recipiente más pequeño y una de ellas, la que no fue pareja de la víctima, se disfrazó para cometer la acción y esperar a que llegara la mujer.

Cuando su objetivo llegó al portal del inmueble, la mujer que ejecutó la acción salió y le preguntó si era vecina y en qué piso vivía.  La víctima no quiso responder y se dio la vuelta, momento en el que sin esperar el ataque la rociaron con la gasolina en la cabeza. Recibió el líquido inflamable en la cara y el pecho y huyó por las escaleras pidiendo auxilio, mientras la agresora la seguí con un mechero en la mano con la intención de prenderle fuego. 

En su huida una vecina escuchó los gritos y le permitió refugiarse en su vivienda sin que pudieran llevar a cabo su plan de quemarla viva. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Rebajan la pena de prisión a las dos acusadas de intentar quemar viva a una mujer en un portal de Pamplona