TRIBUNALES

El juicio de Uxue Barkos por las dietas de Pamplona queda visto para sentencia, que se conocerá antes de Sanfermines

La vista apenas ha durado 40 minutos con la exposición de las conclusiones finales de los abogados de ambas partes. 

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, se enfrenta al juicio en el Tribunal de Cuentas por sus supuestas dietas irregulares en el Ayuntamiento de Pamplona.
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, se enfrenta al juicio en el Tribunal de Cuentas por sus supuestas dietas irregulares en el Ayuntamiento de Pamplona.  

La consejera de Cuentas que juzga el caso de las presuntas dietas irregulares cobradas por Uxue Barkos en el Ayuntamiento de Pamplona entre los años 2007 y 2012 ha declarado el juicio "visto para sentencia" tras la vista celebrada este miércoles en Madrid

De esta manera, según las primera estimaciones, la sentencia podría conocerse antes de Sanfermines, durante el mes de junio. Según ha asegurado la propia juez, tiene ahora 20 días hábiles de plazo para trabajar en el texto, aunque podría demorarse más tiempo si así lo requiere. 

La sesión estaba programada en la sede del Tribunal de Cuentas a las 10 de la mañana, pero la presentación de nueva documentación por parte del abogado de Barkos con sólo unas horas de antelación ha obligado a la juez a aplazar la sesión un par de horas, para que la acusación pudiera analizar el asunto.

Sin embargo, no ha sido preciso llegar a la hora acordada, las 12.30, y minutos antes de las 12 se ha reanudado la sesión con las conclusiones finales de los dos abogados. 

Por parte de Justitia et Veritas, Antonio Alberca ha destacado la inveracidad de los justificantes de dietas de Uxue Barkos, ya que resultaba imposible que la entonces concejal y diputada hubiera estado tanto tiempo en Pamplona mientras cumplía con sus obligaciones en el Congreso. 

La acusación ha puesto de relieve la ausencia de documentación entregada por Barkos para tratar de justificar las reuniones, mientras que la única documentación analizada (los viajes y actas del Congreso) sitúan a la ahora presidenta en el Congreso de los Diputados. 

PUEDES LEER AQUÍ LOS ARGUMENTOS COMPLETOS DE LA ACUSACIÓN: "Se confiaba en que los concejales no falsearan las citas, las reuniones de Barkos no son veraces"

Por su parte, el abogado de la defensa, Claudio Colomer, ha insistido en que Barkos cumplió en todo momento con las normas que le dio el consistorio y que los justificantes entregados se ceñían a lo que se le había solicitado. Por este motivo ha insistido en que, de haber algún responsable en las dietas percibidas por Uxue Barkos, sería en todo caso el propio consistorio. 

Además, la defensa ha esgrimido que Barkos se reunió en Pamplona con su grupo municipal los fines de semana o durante los Sanfermines, para tratar de justificar que estaba más días en Pamplona de los que se han señalado. Las reuniones de Pamplona se debían celebrar en sede municipal.

PUEDES LEER AQUÍ LOS ARGUMENTOS COMPLETOS DE LA DEFENSA: "La defensa argumenta que Barkos se reunía con su grupo municipal para cobrar dietas los fines de semana y durante San Fermín"

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, no ha acudido hasta la sede del Tribunal de Cuentas para declarar en este juicio al que se enfrenta a la posible devolución de hasta 208.000 euros al consistorio de Pamplona por haber cobrado dietas de la capital cuando en realidad se encontraba en el Congreso, según la acusación popular impulsada por la asociación Justitia et Veritas.

En esa cantidad también se imputan cobros de otros concejales de su grupo (Geroa Bai), ya que Barkos justificó las reuniones sin actas de todos ellos. 

El origen de este juicio se remonta a 2013, cuando el director de NAVARRA.COM desveló los posibles cobros irregulares en las páginas de la edición impresa de Diario de Navarra. Junto a las dietas emitidas por Barkos, también aparecieron firmas falsas de la ahora presidenta que llevaron a Barkos a declarar ante la Fiscalía de Navarra. 

Sin embargo, tanto la Fiscalía navarra como el Tribunal Supremo cerraron el asunto de las dietas de Pamplona en falso al considerar que todo lo aportado eran simplemente "informaciones periodísticas" y "meras especulaciones hipotéticas", sin llegar en ningún momento a investigar el asunto.

NI RASTRO DE SUS ACTAS EN EL AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

El consistorio de Pamplona ha ratificado que las reuniones de Uxue Barkos carecen de certificación, no tienen convocatoria, ni actas, ni orden del día, ni fechas ni asistentes. La entonces concejal cobró siempre el máximo, a razón de 120 euros por cada una de las 156 reuniones anuales percibidas durante todo el periodo analizado, de 2007 a 2012. Unos 19.000 euros anuales.

Además, Barkos no facilitó toda la información al Congreso de los Diputados en varias ocasiones sobre sus ingresosal omitir sus verdaderos emolumentos por las dietas en Pamplona. Reflejó sólo 1.000 euros anuales, cuando realmente percibía 19.000 euros. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El juicio de Uxue Barkos por las dietas de Pamplona queda visto para sentencia, que se conocerá antes de Sanfermines