PREMIUM  TRIBUNALES

El juicio de Uxue Barkos queda visto para sentencia, que se conocerá antes de Sanfermines

Los dos abogados han aportado sus versiones después de que la juez haya suspendido la vista durante más de dos horas. 

El Tribunal de Cuentas, en Madrid, donde se celebra este miércoles 31 de mayo el juicio a Uxue Barkos 5
El Tribunal de Cuentas, en Madrid, donde se celebra este miércoles 31 de mayo el juicio a Uxue Barkos 5  

El juicio de esta mañana de miércoles en el Tribunal de Cuentas a Uxue Barkos ha quedado visto para sentencia, que se conocerá antes de Sanfermines.

Así lo ha decidido la juez después de suspender la vista durante más de dos horas al recibir documentación de última hora por parte del abogado de la presidenta de Navarra. Tanto este como la acusación particular han aportado sus versiones en una vista que, al final, ha arrancado algo más tarde de las 12 horas.  

La entrega de documentación de última hora por parte de la presidenta del Gobierno ha sido el motivo por el que se ha retrasado la vista, que en un principio prevista para las 10 horas.

El abogado de Uxue Barkos entregó en la noche del martes una serie de documentación a 12 horas de la celebración del juicio. La juez ha dado solo dos horas a la acusación popular para que revise los datos y poder celebrar la vista, que ha terminado antes de las 13 horas de este 31 de mayo.

La presidenta del Gobierno de Navarra se enfrentaba este miércoles en Madrid a un juicio por alcance en el que la acusación popular le reclamaba 208.000 euros por el presunto cobro irregular de dietas de Pamplona mientras estaba en Madrid.

En el Tribunal, en la calle Ortega y Gasset de Madrid, se ha celebrado la vista con la presencia de los abogados de Barkos y de la asociación Justitia Et Veritas, que considera en su reclamación que Barkos no pudo estar en Pamplona tantos días como ella misma reflejó en sus justificantes de cobro en Pamplona.

Mientras que la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, no ha declarado esta mañana el juicio, sí lo ha hecho su abogado, que ha defendido la tesis de la presidenta de que todos las reuniones que Barkos pasó a cobrar se celebraron. 

Barkos compaginó entre los años 2007 y 2015 el puesto de concejal en Pamplona con el de diputada en Madrid, siendo la única edil de la capital navarra que percibía dietas por asistencia a comisiones, plenos y reuniones de grupo que no pasaba la semana en Madrid.

Mientras las comisiones y los plenos cuentan con un acta certificada por el secretario municipal que demuestra la “concurrencia efectiva” a la cita; las reuniones de grupo que Pamplona abonaba eran opacas: carecen de actas, convocatoria, asistentes o fecha de celebración.

La acusación popular ha considerado que Barkos no pudo asistir a las más de 200 reuniones anuales de Pamplona que dijo haber celebrado, ya que la diputada viajaba a Madrid cada semana de martes a jueves para asistir a una apretada agenda como diputada en el Congreso.

Los viajes aportados, las actas y diario de sesiones certifican de manera fehaciente la presencia de Uxue Barkos en Madrid en las fechas indicadas.

Por su parte, la ahora presidenta mantiene que llevaba a cabo un maratón de viajes entre Pamplona y Madrid para estar presente en las citas, que no cuentan con acta no documento que las certifique y que hay que creer de cualquier forma.

La defensa de la presidenta no ha considerado necesaria la declaración de Barkos y la juez tampoco ha aceptado la solicitud de la acusación. Al tratarse de un procedimiento por reintegro, Barkos no tiene obligación de comparecer ni de declarar en la vista, al contrario de lo que ocurre en otros juicios penales o civiles. 

ALGUNOS PUNTOS DE INTERÉS

El consistorio de Pamplona ha ratificado que las reuniones de Uxue Barkos carecen de certificación, no tienen convocatoria, ni actas, ni orden del día, ni fechas ni asistentes. La entonces concejal cobró siempre el máximo, a razón de 120 euros por cada una de las 156 reuniones anuales percibidas durante todo el periodo analizado, de 2007 a 2012. Unos 19.000 euros anuales.

Además, Barkos no facilitó toda la información al Congreso de los Diputados en varias ocasiones sobre sus ingresosal omitir sus verdaderos emolumentos por las dietas en Pamplona. Reflejó sólo 1.000 euros anuales, cuando realmente percibía 19.000 euros. 

Barkos tuvo que modificar su declaración de bienes en varias ocasiones después de informaciones periodísticas.

La Fiscalía de Navarra y el Tribunal Supremo cerraron el asunto de las dietas de Pamplona en falso al considerar que todo lo aportado eran simplemente "informaciones periodísticas" y "meras especulaciones hipotéticas", sin llegar en ningún momento a investigar el asunto. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El juicio de Uxue Barkos queda visto para sentencia, que se conocerá antes de Sanfermines