• jueves, 29 de julio de 2021
  • Actualizado 14:52

 

 
 

TRIBUNALES

Disparó en la cabeza a su vecino en Goizueta: piden 12 años por intento de asesinato

El acusado y la víctima, que aún tiene 15 perdigones alojados en la cabeza, estaban enemistados y le intentó matar de un tiro por la espalda.

Un hombre sujeta una escopeta cargada. ARCHIVO
Un hombre sujeta una escopeta cargada. ARCHIVO

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra acoge entre este martes y miércoles el juicio contra un vecino de Goizueta acusado de asesinato en grado de tentativa después de que presuntamente le disparase en la cabeza a un vecino con el que estaba enemistado. El fiscal solicita para el acusado, que se encuentra en prisión provisional, una condena de 12 años de cárcel. 

Según la acusación de la fiscalía, el acusado "mantenía una mala relación" con uno de sus vecinos de Goizueta por su "ganado" y ya habían tenido "discusiones". Así, señala que el 8 de abril de 2020 la víctima acudió a comprobar cómo se encontraba su ganado y que, "al pasar junto a la vivienda del acusado, vio que éste se hallaba asomado en una de sus ventanas y desde allí le hacía ademán de dispararle, gesticulando con las manos".

"Ante dichos gestos de amenaza", el vecino "se bajó de su vehículo y, acercándose a la ventana en la que estaba asomando el acusado, le arrojó un zotal de tierra, dándose la vuelta para regresar a su vehículo", relata el escrito de acusación.

"Cuando se encontraba ya marchándose del lugar, a una distancia de unos 5 metros de la ventana de la vivienda, el acusado cogió una escopeta semiautomática" y "con ánimo de acabar con la vida" de la víctima, "se asomó a la ventana y le disparó una vez apuntando a la cabeza y alcanzándole en la parte posterior", señala.

15 PERDIGONES EN LA CABEZA

La acusación asegura que, por el disparo en la cabeza, la víctima sufrió dos "heridas de unos 1,2x1cm y 1x0,5cm cada una en región posterior alta del parietal derecho y en región lateral alta del parietal derecha que requerirían tratamiento médico-quirúrgico para la extracción de los perdigones".

"Estas lesiones supusieron 14 días de pérdida temporal de calidad de vida moderada, resultando como secuelas dos cicatrices cubiertas por el cabello y que no producen perjuicio estético", añade.

En este sentido, según recoge la acusación, el informe del Médico Forense destaca que "por la región anatómica en que se produjeron los impactos, si lo proyectiles hubieran penetrado en el encéfalo, habrían producido la muerte o lesiones graves".

Además, la fiscalía destaca que la víctima "tiene alojados, en partes blandas y hueso superficial del área pareto-occipital paramedial derecha un total de 15 perdigones, cuatro de los cuales serían íntegros". En el momento del escrito de acusación, el pasado diciembre, aún no se había "procedido a la extracción de los perdigones".

Igualmente, destaca que el acusado "disparó el arma de forma sorpresiva", aprovechando que la víctima "se encontraba de espaldas y no podía verle, ocultarse ni defenderse de ninguna manera, y relata como, mientras la víctima "deambulaba herido junto a su vehículo, el acusado salió de su vivienda y le dijo 'yo iré a la cárcel pero tú vas a terminar en el cementerio' señalándole a la vez el cementerio".

CAZADOR CON "AMPLIA EXPERIENCIA"

Por otro lado, la fiscalía también destaca en la acusación que el acusado "en su condición de cazador, tenía a su nombre cuatro escopetas" y "amplia experiencia en la utilización de las mismas".

En concreto, remarca que la escopeta que utilizó para disparar a la víctima "se encontraba en perfecto estado de funcionamiento". Además, señala que "en el registro de la vivienda se encontraron 92 cartuchos de perdigones de distintos calibres, postas y balas".

Así pues, la fiscalía asegura que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa y pide una pena de 12 años de prisión. Además, reclama que se imponga al acusado la prohibición de aproximarse a menos de 100 metros de la víctima, su domicilio y lugar de trabajo y prohibición de comunicarse con él por cualquier medio durante el plazo de 15 años.

Por último, en cuanto a responsabilidad civil, se pide que el acusado indemnice a la víctima con 770 euros "por los días de pérdida temporal de calidad de vida moderada" y 6.000 euros "por el daño moral".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Disparó en la cabeza a su vecino en Goizueta: piden 12 años por intento de asesinato