PREMIUM  TRIBUNALES

Mataron más de 130 aves en la Ribera: piden 3 años de cárcel para los responsables de varios cotos de caza

El Gobierno de Navarra solicita una indemnización de más de 70.000 euros y la inhabilitación de caza para los cuatro investigados.

Un milanos negro y un alimoche encontrados muertos durante los meses en los que se produjeron envenenamientos de aves en varios cotos de caza de Tudela. Archivo / POLICÍA FORAL
Un milanos negro y un alimoche encontrados muertos durante los meses en los que se produjeron envenenamientos de aves en varios cotos de caza de Tudela. Archivo / POLICÍA FORAL  

Seis años después del inicio de la investigación y la detención de los acusados, cuatro personas se sentarán ante el juez por el caso del envenenamiento que causó la muerte a 138 aves, algunas en peligro de extinción, en varios cotos de caza de Tudela y Cintruénigo.

El Juzgado de lo Penal Nº 2 acogerá el próximo lunes el juicio contra los cuatro acusados que fueron detenidos en julio de 2012: dos guardas de caza de los cotos tudelanos de Monte Alto y Monte Cierzo, el presidente del coto Monte Cierzo y el coordinador de Monte Alto y presidente del coto de Cintruénigo.

La investigación comenzó a raíz de la aparición de varias aves muertas en zonas de la Ribera navarra, incluso en espacios protegidos como la reserva natural del Pulguer, la Balsa de Agua Salada o el Soto de la Remonta.

ENVENENAMIENTO A GRAN ESCALA

Guarderío Forestal y la Brigada de Protección Medioambiental de la Policía Foral, en coordinación con el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, encontró indicios suficientes para determinar que se trataba de un envenenamiento a gran escala.

Según la acusación que ha emitido la fiscalía, los acusados hicieron uso de cebos envenenados con productos como Demeton S-Motil y Fentión, además de de jaulas-trampa, para eliminar a las especies pedradoras.

Entre las 138 aves que se localizaron muertas se hallaron cuatro milanos reales, una especie catalogada en peligro de extinción; un alimoche, dos buitres leonados, un aguilucho lagunero, un aguilucho ratonero y 129 milanos negros.

MÁS DE 70.000 EUROS DE DAÑO ECONÓMICO

Éstas últimas cuatro especies se consideran de protección especial. En total, el valor de todas estas aves según el baremo de indemnización de especies asciende hasta 67.229 euros.

A ello hay que agregar el valor de las medidas adoptados para garantizar su recuperación, con un gasto aproximado de 6.000 euros que tuvo que costear el Gobierno de la Comunidad Foral Navarra.

Por todo ello, la Fiscalía acusa a los cuatro imputados de perpetrar un delito contra la fauna, por el que les reclama tres años de cárcel, inhabilitación especial para su oficio de guarda de coto forestal e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar o pescar por espacio de 5 años.

Además, se reclama el pago de las costas procesales y el abono conjunto y solidariamente entre los cuatro de los 73.229 euros que reclama el Gobierno de Navarra como acusación en este caso.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mataron más de 130 aves en la Ribera: piden 3 años de cárcel para los responsables de varios cotos de caza