PREMIUM  TRIBUNALES

'No estaban allí': la versión de los familiares y amigos para defender a los acusados de Alsasua

La madre de uno de los detenidos que sigue en prisión ha pedido a la jueza poder acercarse a su hijo para darle un beso.

Periodistas y allegados de los 8 jóvenes de Alsasua acusados por dar una paliza a dos guardias civiles y sus novias esperan la llegada de los encausados al juicio que se celebra en la Audiencia Nacional. PABLO LASAOSA
Periodistas y allegados de los 8 jóvenes de Alsasua acusados por dar una paliza a dos guardias civiles y sus novias esperan la llegada de los encausados al juicio que se celebra en la Audiencia Nacional. PABLO LASAOSA  

Este viernes en la Audiencia Nacional una veintena de testigos aportados por los abogados de los ocho acusados de delitos de terrorismo y amenazas terroristas en la agresión a dos guardias civiles y sus parejas el 15 de octubre de 2016 en Alsasua.

Muchos de los testigos son amigos y familiares de los acusados, y durante la quinta sesión del juicio que se celebra en San Fernando de Henares les han situado en lugares diferentes al exterior del local o han declarado que no agredieron a los agentes.

Prácticamente todos ellos han reconocido que han participado en concentraciones o manifestaciones en favor de los acusados. "Creo que se esta haciendo una injusticia con estos chavales y estoy en contra de esto", ha dicho uno de ellos.

Ninguno de los testigos han dicho haber visto la agresión fuera del bar porque, o llegaron más tarde, o se quedaron dentro del Koxka cuando los agentes y sus parejas salieron.

Los que sí estaban fuera cuando ya había ocurrido la agresión han minimizado el ambiente "hostil" y la aglomeración de unas 40 personas que describieron el pasado miércoles los dos policías forales que acudieron primero a la llamada.

"Un pequeño barullo, un cúmulo de gente", "mucha gente tampoco", "se comentó que había habido una pequeña discusión" o "solo había dos personas discutiendo, los dos policías forales y tres o cuatro personas en el Biltoki (el bar de enfrente); en el resto de la calle no había absolutamente nadie", han sido algunas de las frases de los testigos para describir lo que vieron esa noche en la calle.

EL BESO ENTRE UNO DE LOS ACUSADOS Y SU MADRE

Durante esta quinta sesión del juicio por la agresión de Alsasua ha declarado también como testigo la madre de Adur Ramírez, uno de los acusados que continúan en prisión provisional y para quien el fiscal José Perals pide 50 años de prisión por cuatro delitos de agresiones terroristas.

Después de que el propio acusado dijera el primer día de vista oral que no estuvo en el bar Koxka en ningún momento de la noche, su madre ha confirmado esta versión asegurando que cuando ella llegó a casa esa noche, entre las dos y cuarto y las dos y media de la madrugada, su hijo ya estaba en el domicilio.

La testigo, que ha admitido haber asistido a manifestaciones en apoyo de presos etarras, ha dicho que su hijo se había hecho una pizza al llegar a casa y que charló un rato con él, tras lo cual éste se fue a dormir porque, al haber fiestas en el municipio, "se estaba reservando para la comida del sábado".

Al finalizar su comparecencia, la madre de Ramírez ha pedido a la presidenta del tribunal, Concepción Espejel, poder acercarse a su hijo para "darle un beso", a lo que la magistrada ha accedido. Madre e hijo se han abrazado durante unos segundos visiblemente emocionados.

Además, este viernes ha declarado un bombero que acudió cuando ya estaban allí los policías forales y ha dicho que se encontró con el teniente en el suelo herido y a "un conjunto de personas a unos 10 o 15 metros". "Nos llamó la atención el silencio, las únicas voces que se oían en la calle eran las de la chica", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'No estaban allí': la versión de los familiares y amigos para defender a los acusados de Alsasua