TRIBUNALES

El juicio por una de las agresiones más sonadas de San Fermín tendrá lugar este jueves en Pamplona

Los acusados son un vecino de Pamplona que habría agredido sexualmente a una joven estadounidense, y el novio de ésta que lo dejó inconsciente tras caer al suelo de un puñetazo. 

Altura de la calle Estafeta de Pamplona donde tuvo lugar la agresión.
Altura de la calle Estafeta de Pamplona donde tuvo lugar la agresión.  

Una de las agresiones más graves de las fiestas de San Fermín de los últimos años será juzgada este jueves en Pamplona en el Palacio de Justicia.

En los sanfermines de 2014, un pamplonés de 41 años intentó, según la fiscalía, abusar de una joven estadounidense en la calle Estafeta de Pamplona. La chica alertó a su novio de lo que estaba ocurriendo, el americano se acercó y le propinó al hombre un puñetazo que lo dejó inconsciente al caer al suelo.

Durante la vista, se juzgará la actuación de ambos hombres, al pamplonés por la agresión sexual a la joven y al novio por el puñetazo.

Para el pamplonés, que cuenta con el atenuante de embriaguez en el momento de los hechos, el fiscal solicita un año de prisión por un delito de agresión sexual, mientras que para el joven estadounidense, solicitan 5 meses de prisión por lesiones al no llegar a considerarse en su totalidad la legítima defensa.

El Fiscal pide 61.954,62 euros al joven estadounidense por la agresión al pamplonés, mientras que al hombre acusado de agredir sexualmente a la joven le piden 2.000 euros.

Las partes solicitan 6 años de prisión para el estadounidense, además de una indemnización de 91.500 euros en el caso de la defensa del pamplonés mientras que la otra parte solicita 3 años de prisión además de la pena de 3.000 euros para el pamplonés acusado de golpear al americano.

El Servicio Navarro de Salud se persona como actor civil en el juicio y solicita la pena de 59.459,87 euros para el joven estadounidense, importe de la asistencia médica que fue necesaria para la cura del pamplonés.

Como testigos se personarán la joven, una persona que se encontraba en el lugar cuando ocurrió, dos agentes de la policía municipal y un acompañante de los jóvenes estadounidenses.

Además, para la aclaración de los hechos, existen unas grabaciones de las agresiones que tuvieron lugar en la calle Estafeta.

EFECTOS DEL ALCOHOL

En el juicio se valorarán los hechos ocurridos en la mañana del día 13 de julio de 2014 durante las fiestas de San Fermín en las que el pamplonés acusado se encontraba en la calle Estafeta del Casco Viejo de Pamplona bajo los efectos del alcohol cuando se encontró con una joven estadounidense que esperaba apoyada en una pared a que su novio regresara tras correr el encierro.

Según las conclusiones provisionales de la fiscalía, el hombre se acercó a la joven y le preguntó si necesitaba compañía, está le contestó que no, pero el hombre la fue arrinconando contra la pared mientras le tocaba la cintura y el pelo hasta que intentó besarla. La joven gritó y el novio vio lo que estaba sucediendo, se acercó corriendo y le propinó un puñetazo en la cara al pamplonés.

El hombre, tras el golpe, cayó al suelo de adoquín y se golpeó en la cabeza sufriendo un traumatismo cráneo-encefálico grave y quedando inconsciente.

El pamplonés tuvo que ser operado y la recuperación duró 249 días. Como consecuencia de la agresión sufre diferentes secuelas consistentes en una derivación del ventrículo-peritoneal izquierdo por hidrocefalia, una pérdida de sustancia ósea en la región temporo-parietal derecha que requiere craneoplastia sintética, hundimiento en región frontal derecha secundario a craneoplastia y varias cicatrices en la cabeza que constituyen un perjuicio estético moderado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El juicio por una de las agresiones más sonadas de San Fermín tendrá lugar este jueves en Pamplona