• viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

El juez llama a declarar a un arquitecto y a un letrado municipal por el caso de la licencia de Abaurrea

Ambos deberán acudir como testigos para contrastar la versión de Abaurrea y sus cargos, que niegan haber actuado mal al no conceder el permiso. 

Joxe Abaurrea acompañado por sus abogados a la entrada del Palacio de Justicia de Pamplona (9). IÑIGO ALZUGARAY
Joxe Abaurrea, tercero desde la izquierda, acompañado por Fermín Bacaicoa, el abogado Víctor Sarasa y Vicente Taberna. IÑIGO ALZUGARAY

El juez de Instrucción nº 2 de Pamplona, Fermín Otamendi, ha llamado a declarar, en calidad de testigos, a dos técnicos municipales, un arquitecto municipal y un letrado de Urbanismo de Pamplona para contrastar algunas partes de la versión ofrecida en el juzgado por Joxe Abaurrea, edil investigado por un presunto delito de prevaricación por no conceder una licencia para un bar-cafetería en el centro de la ciudad. 

Según ha podido saber este medio, Abaurrea y sus cargos de libre disposición, Fermín Bacaicoa y Vicente Taberna, han señalado ante el juez que la licencia en cuestión era "más compleja que otras", por lo que pidieron más informes al arquitecto y al letrado antes de la decisión definitiva.

Los dos deberán acudir el jueves al juzgado para ratificar si es verdad que les pidieron información sobre esta licencia en concreto, en qué fase se encontraba y si se trata de algo habitual lo ocurrido en este caso concreto.

La licencia, según se puede comprobar en un documento oficial entregado al juzgado, estaba aprobada y concedida, pero nunca llegó a validarse ante el solicitante. El teniente de alcalde de Pamplona, Joxe Abaurrea, ha dicho ante el juez que la decisión final sobre la licencia nunca estuvo en sus manos. Los dos técnicos que han acudido, y que ocupan los puestos por libre designación de Abaurrea, han tratado de ratificar también este extremo. 

La licencia aprobada tiene fecha de 11 de agosto. En lugar de entregarse al solicitante, Abaurrea y Bildu aceleraron la aprobación de una moratoria para evitar conceder licencias en Pamplona. De hecho, la reunión con asociaciones y hosteleros tuvo lugar el 19 de agosto y, el día 20, el consistorio anunció la entrada en vigor de la moratoria

Abaurrea y su equipo se escudan ahora en que la moratoria no niega la concesión de la licencia, sino que ha quedado "suspendida" mientras persista el tiempo de la moratoria. Cuando Bildu tomó esta decisión, la licencia en cuestión ya estaba solicitada y, por lo visto en el documento entregado en el juzgado, también concedida

Este medio ha podido conocer también que el consistorio, según los querellantes, inició los trámites para entregar la documentación de la licencia, algo que súbitamente se detuvo y que, días después, con la entrada en vigor de la moratoria, quedó definitivamente suspendida.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El juez llama a declarar a un arquitecto y a un letrado municipal por el caso de la licencia de Abaurrea