PREMIUM  TRIBUNALES

A prisión el magrebí acusado de atacar las iglesias de Fontellas y Ribaforada: "El islam es la única religión"

El juez considera que el hombre tiene fijación por los símbolos religiosos y que hay que evitar nuevas acciones por la alarma social creada. 

San Bartolomé, decapitado en la iglesia de Ribaforada.
San Bartolomé, decapitado en la iglesia de Ribaforada.  

El juzgado de Instrucción nº 3 de Tudela ha decretado prisión provisional comunicada para el magrebí detenido el miércoles en Ribaforada por incumplir el alejamiento de edificios católicos y causar daños en las dos iglesias de la localidad. 

El hombre ha declarado que no sabe bien por qué ha cometido estos actos y otros que aún no se han descubierto, pero que considera al Islam como la única religión. En cualquier caso, el juez ha solicitado también una evaluación psiquiátrica del acusado al considerar "una tomadura de pelo" que se haya incumplido su orden de alejamiento en tan pocos días. 

El juez concluye que el detenido tiene fijación que con los símbolos religiosos, "posiblemente por actos similares conocidos por los medios de comunicación sobre ataques a personas o símbolos religiosos considerados en determinadas facciones del Islamismo contrarias al mismo".

El hombre, magrebí de origen marroquí, arrasó la semana pasada con varias figuras de la virgen y parte del retablo de la iglesia de Fontellas.

Tras estos hechos, el juez había dictado un auto en el que acordaba el alejamiento a 10 metros de centros religiosos de culto católico al hombre por la quema de varias imágenes de la Virgen. El hombre no mostró arrepentimiento, reconoció otros ataques y aseguró ante el juez que con estas acciones se ganaba el cielo. 

Sólo cinco días después volvió actuar, incumpliendo la orden de alejamiento. Derribó una cruz de piedra de la iglesia vieja y decapitó la figura de San Bartolomé, patrón de Ribaforada.

Según el juez, el hombre había actuado en otra ocasión anterior en la iglesia de Ribaforada, donde rompió el misal y se investiga también si pudo participar en acciones similares en Buñuel

Varios testigos sitúan al hombre en Fontellas junto a una bicicleta amarilla que había robado en Tudela. Él mismo reconoce la quema de la parroquia de Fontellas y los incidentes que mantuvo luego con unos vecinos en la plaza de los Fueros de Tudela al intentar descolgar unas banderas del mercado medieval al identificarlos con símbolos católicos y de Israel. 

En los hechos han actuado la Policía Foral, la Policía Nacional, la Guardia Civil y se han presentado denuncias por parte de los párrocos, así como del arzobispado. 

La medida de prisión se toma, según el juez, para proteger a los centros religiosos ya atacados como los cercanos, como las personas que puedan acudir a los mismos, además de entender que se ha creado cierta alarma social en estos pueblos de la Ribera de Navarra, donde está arraígado un sentimiento religioso que se hace más patente en verano con las fiestas patronales. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A prisión el magrebí acusado de atacar las iglesias de Fontellas y Ribaforada: "El islam es la única religión"