TRIBUNALES

El juez archiva el atropello de Beloki porque al no hacerle la alcoholemia no hay investigación penal posible

La concejal de Bildu atropelló a dos octogenarios el 31 de diciembre y la policía que le atendió no le practicó la prueba para conocer si había bebido.

La concejala de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte en el Ayuntamiento de Pamplona, Maider Beloki. EFE/Villar López
La concejala de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte en el Ayuntamiento de Pamplona, Maider Beloki. EFE/Villar López  

El juez no ha tenido más remedio que archivar las diligencias abiertas por el atropello de dos octogenarios por parte de la concejal de Bildu en Pamplona Maider Beloki debido a que, por "los datos consignados en el atestado" y las demás diligencias practicadas, "los hechos carecen de trascendencia penal". Los policías municipales que atendieron el accidente no realizaron la prueba de alcoholemia a la edil.

De esta manera, el juez no ha podido conocer si la edil había consumido alcohol ya que la policía que atendió el suceso no le practicó la prueba, algo imprescindible en una causa penal, más en el caso de lesiones graves, como ocurrió en esta ocasión. 

En el auto, que es firme, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona sostiene que "los hechos denunciados no son constitutivos de infracción penal alguna, sin perjuicio del derecho de los perjudicados a obtener indemnizaciones oportunas en la vía civil correspondiente y ello por cuanto, de existir imprudencia en la conducta del denunciado, esta debe reputarse de tan leve entidad que no puede trascender las fronteras del derecho civil de daños para incardinarse en el ámbito del derecho penal".

La agente de la Policía Municipal de Pamplona que atendió el 31 de diciembre el atropello de dos octogenarios rechazó el ofrecimiento interno de que se personara en el lugar del suceso el equipo de atestados. En el accidente, que tuvo lugar sobre las 20.20 horas en la calle Duque de Ahumada de Pamplona, una mujer de 82 años resultó herida con una fractura de pelvis.

Como es práctica habitual en los accidentes con heridos, y máxime cuando en el presente caso se requirió la presencia de una ambulancia, si se hubieran hecho cargo del atropello los agentes de atestados, según las fuentes policiales consultadas, automáticamente se les hubiera realizado la prueba de alcoholemia tanto a la edil que conducía el vehículo como a los viandantes heridos.

Por tanto, la agente no solo incumplió la orden interna de la Policía Municipal que señala de forma explícita que todos los conductores implicados en un accidente deben pasar "obligatoriamente" por el control de etilometría, sino que rehusó la presencia del equipo de atestados.

La agente de la Policía Municipal, cabecilla del sindicato APM y líder en los escraches contra UPN, presumió tras saltar la noticia en las redes sociales de que conocía perfectamente a la concejal Maider Beloki.

Los hechos no se quedan ahí. Según las fuentes consultadas por este periódico, cuando acabó su intervención en el suceso y sin hacerle la prueba de alcoholemia la agente del sindicato y la concejal de Bildu Maider Beloki se despidieron con camaradería, con dos besos en las mejillas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El juez archiva el atropello de Beloki porque al no hacerle la alcoholemia no hay investigación penal posible