• jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 18:29

 

 
 

TRIBUNALES

Juegos de consola, libros, una tienda de campaña y una cafetera para comprar droga en Pamplona

Los camellos vendían en establecimientos de segunda mano objetos que las clientas, menores de edad, cogían de sus casas.

Tienda de compra-venta.
Tienda de compra-venta.

El juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un hombre y una mujer a penas de cinco y cuatro años de cárcel respectivamente por delitos contra la salud pública por la venta de marihuana a menores de edad, además de por delitos de receptación.

En la sentencia, el juez considera probado que los condenados se dedicaban, desde al menos el mes de junio de 2014, a la venta de marihuana, encargándose el hombre de las labores de coordinación y contacto con los compradores, mientras que la mujer intervenía "de forma más ocasional" en las ventas, que en su mayoría se realizaban previo contacto telefónico y se entregaban en el domicilio del condenado o en el portal del mismo inmueble.

En la sentencia, el juez considera probado igualmente que los condenados ayudaron a dos menores de edad, a las que se ha otorgado la condición de testigos protegidos, a vender joyas y otros objetos que habían sustraído de sus respectivas viviendas, como libros, una cafetera, juegos de consolas o una tienda de campaña, valorados en 2.106.40 euros, "dado que ellas al ser menores no podían hacerlo, actuando ambos con la finalidad de que por lo menos parte del dinero obtenido en las ventas lo destinaran las menores a comprarles a ellos marihuana".

De estas ventas, se consiguieron un total de 677,5 euros, cantidad de la que "por lo menos parte" se utilizó para la venta de marihuana a estas menores, a quienes también en otras ocasiones habían suministrado la misma sustancia.

A consecuencia de la investigación por las sustracciones y la venta de los objetos, se realizó una vigilancia policial durante el mes de septiembre de 2014. De tales investigaciones se comprobaron varias ventas de drogas, en algunos casos a menores de edad.

En octubre de 2014 se llevó a cabo una entrada y registro autorizada judicialmente en el domicilio de los condenados donde se incautaron de cannabis por valor de 1.441,78 euros.

Además se hallaron 200 euros en distintos billetes procedentes de la venta de cannabis, un ordenador y varias tarjetas de memoria y diversas hojas con anotaciones de nombres y cantidades. Igualmente, se encontró un segundo ordenador, seis teléfonos móviles, y dos bicicletas entre otros efectos.

Por todo ello, el juez ha condenado al varón procesado a un año de prisión, como autor responsable de un delito de receptación, y a cuatro años de prisión y multa de 3.000 euros, por un delito contra la salud pública, en la modalidad agravada de facilitación a menores de 18 años.

Por su parte, la mujer ha sido condenada a un año de prisión por un delito de receptación, y a otros tres años de prisión y multa de 2.800 euros, por un delito contra la salud pública, en la modalidad agravada de facilitación a menores de 18 años.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juegos de consola, libros, una tienda de campaña y una cafetera para comprar droga en Pamplona