TRIBUNALES

Cuatro imputados, llamados a desclarar por los disturbios producidos en carnavales en el Casco Antiguo

Según explicó el Gobeirno de Navarra, los incidentes comenzaron cuando un "grupo de jóvenes, ataviados con máscaras y portando palos, entraron en un salón de juegos situado en la calle Estafeta y causaron daños materiales".

Algunos de las piedras que los radicales usaron para cargar contra la Policía Nacional en una tarde disturbios en Pamplona. CEDIDA
Algunos de las piedras que los radicales usaron para cargar contra la Policía Nacional en una tarde disturbios en Pamplona. CEDIDA  

Cuatro jóvenes del Casco Viejo de Pamplona están citados a declarar este jueves acusados de desórdenes públicos por los incidentes ocurridos durante los pasados carnavales.

"Fueron siete los imputados por estos hechos, en los que una menor tuvo que ser traslada al hospital con una fisura de pelvis tras ser atropellada por un furgón policial, informó en su día la Comisión de Fiestas, aunque solo han sido citados para mañana los que eran mayores de edad en aquel momento", denuncian el colectivo AZ Ekimena.

Sin embargo, esta versión se contradice por lo explicado por el propio Gobierno de Navarra, quien señaló que la menor se hirió al caerse al suelo mientras huía de agentes de la policía.

En un comunicado, el colectivo precisa que se les atribuyen delitos de desórdenes públicos y daños, "lo que podría conllevar graves penas y reclamaciones económicas".

Estos incidentes se produjeron el pasado febrero cuando, según detalló el Gobeirno de Navarra tras una investigación, "un grupo de jóvenes, vestidos de blanco, ataviados con máscaras y portando palos, amparados bajo el disfraz de Moxaurre, entraron en un salón de juegos situado en la calle Estafeta y causaron daños materiales en su interior". Cuando llegó la policía se produjo una persecución donde la joven resultó herida, esta comenzó a gritar que había sido atropellada, una versión que se expandió rápidamente (ayudado por el parlamentario de Bildu Maiorga Ramírez) y que provocó mayores altercados en el Casco Viejo.

Asímismo, AZ Ekimena agrega que tanto la Comisión de Fiestas del Casco Viejo como el movimiento juvenil del barrio consideran que estas acusaciones buscan "desviar la atención de la desproporción y brutalidad de una actuación policial que supuso un riesgo" para las personas "al irrumpir varias furgonetas a gran velocidad en unas calles en las que se estaban desarrollando actividades festivas".

Por ello AZ Ekimena "exige el archivo de la causa" y muestra "su apoyo" a los jóvenes denunciados y sus familias, así como a la juventud del barrio, "imprescindible en el Casco Viejo de hoy e imprescindible, también, en la construcción y defensa del barrio vivo y popular que el Casco Viejo seguirá siendo en el futuro".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuatro imputados, llamados a desclarar por los disturbios producidos en carnavales en el Casco Antiguo