PREMIUM  TRIBUNALES

La justicia obliga a cesar al jefe de la Policía en Pamplona al confirmar que carece de la formación necesaria

Un sindicato de la Policía Municipal recurrió su nombramiento porque para ese puesto se requiere un título universitario. 

El jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz. IÑIGO ALZUGARAY
El jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz. IÑIGO ALZUGARAY  

El Ayuntamiento debería cesar de manera inmediata al jefe de la Policía Municipal de Pamplona, Jesús Munárriz, nombrado por Bildu. 

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha resuelto que el consistorio debe admitir el recurso que el Sindicato Independiente de Policías de Navarra (Sipna-Fepol) le realizó el pasado mes de marzo ya que carece de la formación necesaria para ejercer el cargo.

El 16 de marzo de este mismo año, el consistorio de la capital navarra, liderado por Eh Bildu, aprobó su plantilla orgánica, y calificó ese puesto como "de naturaleza eventual con encuadramiento en nivel A".

Para analizar los requisitos asociados a ese nivel A, hay que retrotraerse a una normativa del año 1993, concretamente, a un decreto foral que aprobó el Estatuto de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas de Navarra. En él se marcó que el nivel A "implica el desempeño de actividades directivas o profesionales para cuyo ejercicio se requiera título universitario de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto". Una formación de la que Munárriz carece, según la información aportada en el recurso.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en una sentencia del 2002, ya dejó claro que la designación de un funcionario a esta plaza "careciendo de la titulación precisa para su desempeño, puede ser demostrativo de una actuación sumamente irregular por parte de la Administración".

Ante el recurso presentado por el citado sindicato, el Ayuntamiento hizo caso omiso y no contestó la solicitud realizada por su representante, por lo que esta formación llevo el asunto ante el TAN.

Una vez que el tribunal obligó al consistorio a dar cuenta de este expediente administrativo, este trató de resolverlo aduciendo que se trataba de "un error material". "Aunque consta en la plantilla el puesto citado como personal eventual de nivel A -esgrimió-, resulta absolutamente irrelevante porque es un error material que consiste en determinar que es personal eventual y encuadrarse en un nivel funcionarial". Concluyendo que el nombramiento efectuado  se había realizado "conforme a derecho".

Sin embargo, la resolución del TAN rechaza taxativamente esta argumentación, remarcando que el Tribunal Supremo ya estableció que "un error material o de hecho se caracteriza por ser ostensible, manifiesto e indiscutible". Un extremo que no se da en este caso.

INCUMPLIMIENTO DEL DECRETO

El tribunal también hace hincapié en que la jefatura de la Policía Municipal de Pamplona es un puesto de libre designación, pero que ello no impide que el candidato tenga que disponer de la formación necesaria, establecida en el reglamento.

Además, reprocha al Consistorio que en su aprobación de la plantilla no establecería qué formación poseía Munárriz, incumpliendo de este modo el decreto foral, que obliga a incluir en el listado de los cargos, "el nivel al que se adscriben y, en su caso, los requisitos específicos que deban acreditarse para poder acceder a los mismos". Una obligatoriedad que el Ayuntamiento se saltó, al dejar esta última casilla en blanco.

Por todo ello, desestima el rechazo que el consistorio encabezado por Joseba Asirón realizó al recurso del sindicato policial, "por ser contraria al ordenamiento jurídico". Por tanto, debe cesar al jefe de policía y sustituirlo por una persona que cumpla los requisitos del nivel A, o interponer un recurso contencioso-administrativo ante el juzgado en el plazo de dos meses.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La justicia obliga a cesar al jefe de la Policía en Pamplona al confirmar que carece de la formación necesaria