PREMIUM  TRIBUNALES

Exigen suspender 200 juicios en Navarra por cláusulas suelo a la espera de la sentencia europea

Se trata de clientes que alcanzaron acuerdos económicos con sus bancos a cambio de renunciar a posteriores reclamaciones.

Imagen de varios bloques de pisos de nueva construcción. ARCHIVO
Imagen de varios bloques de pisos de nueva construcción. ARCHIVO  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha solicitado la suspensión de 200 juicios pendientes sobre cláusulas suelo con acuerdo hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronuncie sobre esta cuestión.

Esta organización entiende que, para proteger los derechos de los ciudadanos afectados, "es necesario paralizar cualquier proceso judicial hasta que desde Europa se confirme que los acuerdos sobre cláusulas nulas son igualmente nulos".

Según ha indicado, "hay que tener en cuenta que ya hay admitida a trámite una cuestión prejudicial que pregunta al tribunal de Luxemburgo sobre este tema". "Además, otros juzgados españoles ya han planteado más cuestiones prejudiciales. Por tanto, continuar los procesos sin conocer el dictamen europeo, que es vinculante, supondría un grave perjuicio para los consumidores", ha dicho.

Ha añadido que padecieron esta situación muchas personas que contaban con una sentencia firme sobre suelo hipotecario -sin acuerdo posterior- en diciembre de 2016. "Hasta ese momento, el Tribunal Supremo había dictaminado que solo podían recuperar lo cobrado de más desde mayo de 2013. Pero el TJUE corrigió al alto tribunal español y señaló que cualquier cláusula nula se daba por no puesta y que esto suponía la devolución de todas las cantidades cobradas de más desde la firma del préstamo", ha explicado.

A partir de entonces, ha indicado, todos los jueces comenzaron a obligar a la devolución íntegra. Sin embargo, las personas que ya tenían una sentencia firme de su caso "no pudieron hacer nada y perdieron, en muchos casos, miles de euros".

"Precisamente esta sentencia del TJUE es un claro indicio de que en Europa se da un mayor amparo al consumidor. La trayectoria hace pensar que este tribunal considerará que cualquier acuerdo sobre una cláusula nula de pleno derecho, es igualmente nulo y no debe aplicarse", ha indicado.

DE NO HABER CLÁUSULA, NO HUBIERA HABIDO ACUERDO

Según ha dicho, esta sentencia indica que debe interpretarse que "una cláusula contractual declarada abusiva nunca ha existido, de manera que no podrá tener efectos frente al consumidor". Ello implica, según Irache, restablecer la situación como si esta cláusula no hubiese existido y devolver todo el dinero que el consumidor pagó de más desde la firma del préstamo.

También señala el dictamen que se debe exigir que el juez que aprecie el carácter abusivo de una cláusula "pueda deducir todas las consecuencias de esa apreciación". Esto debe suponer, en su opinión, el restablecimiento de la situación "en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula".

Así pues, de la jurisprudencia europea se concluye que de no haber existido nunca la cláusula suelo abusiva, "nunca se habría dado un acuerdo posterior para rebajarla o eliminarla". "Por ello, todo indica que el TJUE señalará que cualquier acuerdo sobre una cláusula nula debe darse por nulo y tomarse como inexistente. Ya lo consideró así también el Tribunal Supremo de España cuando en octubre de 2017 anuló la rebaja de un suelo hipotecario al considerar que la nulidad del suelo es 'insubsanable' y no permite la convalidación del contrato por acuerdos posteriores, ha señalado.

Irache entiende que cualquier otra consideración es "rebajar los derechos de los consumidores". Por ello, considera que no suspender los procesos judiciales hasta que el TJUE aclare esta cuestión sería "inaceptable" ya que "significa un indudable riesgo de dañar los derechos reconocidos a todos los consumidores".

"PRESIONADOS" PARA FIRMAR EL ACUERDO

Irache ha señalado que los juzgados van a analizar cada caso individualmente y, en función de sus circunstancias particulares, decidirán si el acuerdo sobre el suelo y el acuerdo posterior es válido o no. En dos casos ya se ha considerado que el pacto no era válido, ha comentado.

Por tanto, ha indicado que "conviene dejar claro que la última sentencia de la Audiencia Provincial no significa en absoluto que todos los acuerdos se vayan a dar por válidos". "Hay que tener en cuenta que esta sentencia sigue la línea de otra del Tribunal Supremo dictada en abril. En ella, el Tribunal da vital importancia a que en el acuerdo los clientes escribieron 'de puño y letra' que eran conscientes y aceptaban el suelo", ha expuesto.

La asociación ha indicado que, "lejos de cualquier aceptación manuscrita, muchos de los socios de Irache afectados fueron presionados para firmar el acuerdo y en ningún momento se les dio toda la información ni se les explicó convenientemente la situación real ni las consecuencias que tenía firmar el documento". "De hecho, muchos clientes recibieron por escrito una oferta estándar, igual para todos ellos, y evidentemente no adaptada a cada caso ni abierta a negociación. En algunos casos, incluso, no les permitieron sacar la oferta de la sucursal", ha expuesto.

Por ello, ha indicado que será el juez de cada caso el que deberá juzgar si el acuerdo firmado entre clientes y bancos, "y en el que en muchos casos el consumidor renunciaba a reclamar posteriormente sus derechos", es válido. "Es evidente que en la inmensa mayoría de los casos con acuerdo, no se dio la necesaria transparencia", ha opinado.

200 AFECTADOS INMERSOS EN PROCESOS JUDICIALES

Irache ha indicado que hasta el momento ha ganado varios juicios en primera instancia en la que los jueces han anulado el suelo hipotecario y los acuerdos entre el banco y el cliente que rebajaban o dejaban sin aplicar este suelo, "lo que ha supuesto recuperar miles de euros para los asociados".

Actualmente Irache tiene presentados ante los jueces los casos de unos 200 afectados que firmaron acuerdos con los bancos acerca de las cláusulas suelo. La cuantía que se solicita depende de las características de cada préstamo y van desde los 2.000 euros a los 12.000 euros. La suma total de las demandas asciende a 650.000 euros.

Desde que se comenzó a reclamar el suelo hipotecario, la asociación ha explicado que ya ha recuperado más de 4 millones de euros por la cláusula suelo. Ya se han realizado más de 4.100 reclamaciones y ha recibido más de 6.300 consultas. Hasta el momento, se han presentado más de 550 demandas individuales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Exigen suspender 200 juicios en Navarra por cláusulas suelo a la espera de la sentencia europea