PREMIUM  TRIBUNALES

El abogado de Puigdemont y los golpistas es el mismo que defendió a los agresores de Yolanda Barcina

Gonzalo Boyé, de origen chileno, fue condenado por colaborar con los terroristas de ETA en el secuestro de Emiliano Revilla. 

A la izquierda, Gonzalo Boyé, abogado de los independentistas. A la derecha, momento de la agresión a Yolanda Barcina.
A la izquierda, Gonzalo Boyé, abogado de los independentistas. A la derecha, momento de la agresión a Yolanda Barcina.  

El abogado que defiende al fugado Carles Puigdemont y a otros independentistas catalanes es el mismo que hace unos años se encargó de la causa abierta contra los agresores de la entonces presidenta de Navarra, Yolanda Barcina

Gonzalo Boyé, de origen chileno, fue condenado por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla. Tras estudiar derecho en la prisión, se ha caracterizado por hacerse cargo de causas mediáticas, casi todas vinculadas al independentismo o, como en el caso de Barcina, al entorno abertzale, con quienes mantiene excelente relaciones. 

En 2014 el Tribunal Supremo confirmó la condena de dos años de cárcel para los tres acusados de la asociación Mugitu que atacaron en un acto a Yolanda Barcina y le agredieron de forma violenta con la excusa de estamparle unas tartas durante un acto en Toulouse (Francia). 

El defensor de los violentos fue Gonzalo Boyé, ahora en boca de todos por ser el abogado que trata de cercar al juez Llarena con una denuncia en Bélgica basada en una traducción falsa. De hecho, el Colegio de Abogados de Madrid ha denunciado a este letrado por presentar esa demanda con las palabras de Llarena manipuladas, para tratar de confundir al juez belga para sus intereses. 

Junto a Carles Puigdemont y otros exconsejeros fugados por las cusas abiertas por el intento de golpe de estado, Boyé también defiende, por ejemplo, al rapero Valtonyc, que también ha huido de España para evitar entrar en prisión después de su condena por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas y tiene otra denuncia pendiente por "animar e incitar" a los asistentes a un concierto a "asesinar a un Guardia Civil".

En un reportaje publicado recientemente por El Mundo, se señalaba que el abogado hace también mucho dinero gracias a sus defensas de clientes del mundo del narcotráfico y de los bajos fondos. Tras 12 años en la cárcel por el secuestro de Revilla en colaboración con ETA, Boyé se declaró insolvente para no hacerse cargo de las indemnizaciones. La víctima no ha recibido ni un euro. 

Boyé ha tenido vinculaciones con la revista satírica Mongolia, de la que fue uno de sus fundadores, y con el periódico de Ignacio Escolar, eldiario.es.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El abogado de Puigdemont y los golpistas es el mismo que defendió a los agresores de Yolanda Barcina