TRIBUNALES

El fiscal rebaja de 8 años a 15 meses de cárcel la pena por reventar el Riau-riau de 2012

Los acusados se han conformado con las penas y la sentencia les permite así evitar la prisión a los 3 condenados principales. 

Un momento de los altercados del Riau-riau de 2012. EFE.
Un momento de los altercados del Riau-riau de 2012. EFE.

De 8 años y 6 meses de prisión solicitados inicialmente para tres acusados a 15 meses de prisión para uno de ellos y 12 meses para los otros dos. Esta es la sustancial rebaja que el fiscal y los abogados defensores han firmado ante el juez. Con este acuerdo, ninguno de los tres condenados, Mikel Aingeru Auza Macuso (10 meses por un delito de atentado contra agentes de la autoridad y 5 meses por un delito de desórdenes públicos), Miguel Ángel Sánchez Pérez (8 meses por atentado y 4 por desórdenes) y Joseba Ibáñez Biurrun (8 y 4), ingresará en prisión. El juez les ha suspendido las condenas durante 2 años con la condición de que no delincan en ese tiempo.

Un cuarto inculpado, Roberto Calero Ramírez, ha aceptado una pena de 1.950 euros de multa por un delito de coacciones y una falta de lesiones, así como el pago de una indemnización de 500 euros. Por su parte, el quinto procesado, Artzai Santesteban Arizcuren, ha sido absuelto al retirar el fiscal su acusación.

El escrito de acusación del fiscal recoge que, sobre las 17.50 horas del 6 de julio, durante el tiempo que duró el Riau-riau, los acusados Mikel Aingeru Auza Macuso, Miguel Ángel Sánchez Pérez y Joseba Ibáñez Biurrun se concertaron con otras personas que no han sido identificadas con el propósito de boicotear el acto festivo y de obstaculizar e impedir a los miembros de la corporación municipal salir del Ayuntamiento y dirigirse a la iglesia de San Lorenzo en condiciones de libertad y seguridad.

Según relata el fiscal, con el afán de impedir que la ciudadanía de Pamplona pudiese participar de forma pacífica en el Riau-riau, “golpearon repetidamente” a los agentes de la Policía Municipal y, “mediante empujones”, impidieron a los funcionarios policiales y a los concejales avanzar hacia la iglesia. Finalmente, “como consecuencia de la violencia desplegada por los acusados y otras personas, el Riau-riau tuvo que ser suspendido.

Una vez frustrado el desarrollo del acto, un pamplonés fue entrevistado en ‘la Sexta’, donde expresó su malestar por los incidentes que se acaban de producir. Ante tales manifestaciones, el encausado Roberto Calero Ramírez le acometió y golpeó “con el fin de que no pudiese seguir expresándose libremente ante los informadores” de la cadena de televisión.

Por estos hechos, Mikel Aingeru Auza, Miguel Ángel Sánchez y Joseba Ibáñez han sido condenados por el Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona por un delito delito de atentado contra agentes de la autoridad en concurso real con un delito de desórdenes públicos. Por su parte, Roberto Calero Ramírez se ha sido condenado como autor de un delito de coacciones y de una falta de lesiones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fiscal rebaja de 8 años a 15 meses de cárcel la pena por reventar el Riau-riau de 2012