• sábado, 20 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

TRIBUNALES

El fiscal acusa al autor confeso del crimen de Burlada de asesinato, castigado con entre 15 y 20 años de cárcel

Francisco Javier Nieto ha comparecido este jueves en el juzgado y ha escuchado las acusaciones de las partes.

Blanca Esther Marqués Andrés junto a Francisco Javier Nieto Jiménez en un viaje
Blanca Esther Marqués Andrés junto a Francisco Javier Nieto Jiménez.

El fiscal lo tiene claro. El crimen de la vecina de Burlada Blanca Marqués Andrés, estrangulada por su pareja, Francisco Javier Nieto Jiménez, el pasado 14 de enero fue un asesinato, castigado con penas de cárcel de entre 15 y 20 años.

En una vista celebrada este jueves en el juzgado de violencia sobre la mujer, el fiscal, la acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, y el Gobierno de Navarra, personado como acusación popular, han coincidido en atribuir un delito de asesinato al autor confeso del crimen, que ha estado presente en el acto.

El abogado defensor, por su parte, ha calificado los hechos como un homicidio con atenuantes, en concreto haber confesado, haber ingerido alcohol y haber sufrido un arrebato.

El crimen, que será juzgado por un jurado popular, se produjo el 14 de enero en la vivienda que la pareja compartía en Burlada. Según confesó primero ante la Policía Nacional y después ante la juez, ambos salieron juntos a tomar el aperitivo y a comer fuera de casa.

Dijo que bebieron y que, al menos él, se encontraba influenciado por el alcohol. En un momento dado, después de volver a casa, sobre las 16.30 horas, comenzó una discusión en el domicilio que subió de tono. Los dos habían vuelto a Burlada en coche unos minutos antes.

El hombre reveló que en un momento dado de la discusión cogió la mujer del cuello cuando se encontraba de espaldas, apretó fuerte y la asfixió. El cuerpo inerte de Blanca Esther Marqués quedó tendido en el domicilio.

Nieto acababa de matar a su pareja, pero en lugar de llamar a los servicios de emergencias o a la policía para tratar de auxiliarla si aún era posible o de pedir ayudar ante lo ocurrido y confesarlo, no hizo nada de ello. Ante la juez relató que abandonó el domicilio. Eran aproximadamente las 17 horas de la tarde del sábado.

TERCERAS PERSONAS
No hay testigos que puedan aportar otra versión sobre la supuesta pelea entre la pareja. Lo cierto es que el hombre abandonó la vivienda con el cuerpo de su compañera y no regresó a la casa hasta casi las 12 de la noche de ese mismo sábado. Durante el tiempo que pasó fuera, al parecer, estuvo al menos en contacto con un familiar.

Nieto esperó junto al cadáver hasta cerca de las 5 de la madrugada. Fue en ese momento cuando decidió envolver el cuerpo con una manta y bajarlo hasta el vehículo, siempre según su relato. Una testigo asegura que vio al hombre con una actitud sospechosa, con un bulto, a esa misma hora en el portal de los hechos. Lo comunicó ante la Policía Municipal de Burlada, pero el tema no se investigó.

El ahora preso condujo su vehículo desde Burlada hasta el puente de Arre con el cadáver en el interior del coche. Recorrió los aproximadamente 4 kilómetros hasta el punto donde, según su versión, arrojó el cuerpo de la mujer, desde el puente de la localidad sobre el río Ulzama.

La ahora aproximada en la que se deshizo del cadáver de su compañera eran las 5.30 de la madrugada del sábado al domingo. Regresó a la vivienda y, siempre según la información facilitada por él mismo, no comunicó a nadie de lo que había hecho.

Pasó todo el domingo y no fue hasta el lunes 16 cuando sobre las 10 horas de la mañana acudió a la comisaría de la Policía Nacional y relató lo ocurrido, confesando que había estrangulado a su mujer y la había tirado posteriormente al río.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fiscal acusa al autor confeso del crimen de Burlada de asesinato, castigado con entre 15 y 20 años de cárcel