• domingo, 04 de diciembre de 2022
  • Actualizado 10:36
 
 

TRIBUNALES

Un traficante de Olite se sincera ante la policía: "Llevadme a la cárcel, me supera la convivencia en casa"

Ha sido condenado a dos años de cárcel, que quedarán suspendidos si no delinque y si se somete a un tratamiento de desintoxicación. 

Una persona detenida se derrumba y confiesa ante la policía.
Una persona detenida se derrumba y confiesa ante la policía.

Un vecino de Olite ha sido condenado a dos años de cárcel después de confesar ante la policía que era traficante de drogas y pedir que le llevaran a prisión para evitar un mal mayor: "Me supera la convivencia y algún día haré algo que no quiero hacer”, le dijo a la policía en el momento de su detención.

El hombre, natural de Marruecos, ha aceptado la condena, que no será firme si no delinque en los próximos dos años y siempre y cuando continúe con un tratamiento de desintoxicación de drogas por ser consumidor habitual. Deberá pagar una multa de 4,763 euros.

Todo ocurrió cuando el pasado verano, la policía acudió a un domicilio debido al aviso de una vecina por supuestos malos tratos en la vivienda. Mientras cacheaban al acusado y le intervenían ciertas sustancias y billetes, el hombre de manera espontánea les reconoció que era cocaína y que tenía más en casa, además de casi 5.000 euros en efectivo. 

El acusado permitió el registro de la casa en presencia de un juez y le entregó a la policía la droga y los utensilios que utilizaba para procesarla. En ese momento se sinceró con los agentes y les dijo: "Llevadme a la cárcel puesto que vendo droga y soy un traficante, que no quiero estar en casa, me supera la convivencia y algún día haré algo que no quiero hacer”.

El hombre residía en Olite de manera legal junto a su mujer y a tres niños de entre 10 y 5 años. Carecían de ingresos conocidos y sólo había trabajado un mes en los dos últimos años, sin que constara como perceptor de ninguna ayuda o subsidio público

En la sentencia se señala que el condenado era consumidor de cocaína durante los últimos 10 años y que meses después de su detención ingresó voluntariamente en el Complejo Hospitalario de Navarra donde le diagnosticaron síndrome de dependencia de cocaína e intoxicación aguda por la misma, siendo dado de alta tres semanas después.

Desde ese momento ingresó en una comunidad terapéutica en donde ha iniciado un tratamiento de abstinencia y de reincorporación social y a su núcleo familiar. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un traficante de Olite se sincera ante la policía: "Llevadme a la cárcel, me supera la convivencia en casa"