PREMIUM  TRIBUNALES

El cura de Tajonar no reconoce en el juicio a los acusados por su extorsión con una foto sexual

La Fiscalía mantiene la petición de 6 años de prisión mientras las defensas critican la investigación policial en el caso. 

Sacristía de una iglesia.
Sacristía de una iglesia.  

El cura de Tajonar no ha reconocido durante el juicio celebrado este viernes en Pamplona a ninguno de los tres acusados que han sido juzgados por la presunta extorsión al sacerdote. Otro encausado se encuentra en rebeldía e ilocalizable. 

Los hechos ocurrieron entre enero y febrero de 2016 y el sacerdote llegó a entregar cerca de 39.000 euros a un grupo de rumanos que le exigían el dinero a cambio de no hacer pública una foto en la que aparecía el cura junto a un menor. 

La imagen, según el párroco, fue conseguida de manera ilícita tratando de hacer creer que practicaba una felación a uno de los acusados, que al ser menor no ha participado del proceso porque será juzgado por otra vía. "Abrí la puerta y de repente me forzó a ponerme de rodillas. Ahí fue cuando consiguió la foto", ha relatado el cura durante el juicio.

En la vista de este viernes, los tres acusados, dos de ellos hermanos del menor, han mantenido que acudieron a Tajonar en busca de su hermano, que lo creían desaparecido. Han relatado ante el juez que no conocían al cura ni participaron en los hechos. También han asegurado que nunca tuvieron ni han visto la foto con la que se extorsionó al sacerdote, que por el contrario asegura que todas las personas que le pidieron dinero (entre 7 y 8) tenían en su poder la imagen del chantaje. 

Los agentes de la Guardia Civil han testificado que los teléfonos de los tres acusados no fueron los utilizados para las llamadas a través de las que se reclamaba dinero al sacerdote. La extorsión comenzó a finales de enero y las entregas de dinero comenzaron por 50 euros, pasaron a 3.000 euros y terminaron en una entrega de 30.000 euros en distintos plazos. "Me prometieron que con un recibo que me darían se acabaría todo", ha dicho el párroco. 

Durante la sesión, el cura de Tajonar ha testificado sin  ser visto por los acusados. “Lo pasé muy mal, no podía dormir. Ha sido un gran peligro para mí salud, una pesadilla. Al principio no quería denunciar, pero desde el obispado me dijeron que ya no pagara más”, ha declarado el cura apesadumbrado por lo ocurrido.

El párroco ha insistido en que las amenazas se centraban en hacer pública la fotografía y en denunciarle por abusar de un menor. "Soy una persona conocida, eso no podía ocurrir". 

En todo momento, la víctima ha descrito a las personas que le obligaron a hacer las entregas como otras distintas a los acusados que se sentaban en la sala. Por las facciones de sus caras y su complexión, ha relatado que al menor le acompañaron un hombre mayor y una mujer joven en una ocasión. En otra de las citas había otros dos chicos jóvenes. "No me parece que sean esos", ha dicho en referencia a los tres acusados en la sala. 

Tampoco la Guardia Civil ha aportado datos exactos que vincularan a los encausados con la extorsión, más allá de sus lazos familiares y su identificación en una ocasión, el 8 de febrero, cerca de la casa parroquial. "Fuimos en busca de nuestro hermano pequeño (el menor que hizo la foto) porque estaba desaparecido. De hecho pusimos una denuncia para localizarlo", han relatado los tres. En ese momento el hermano menor ya había marchado a Rumanía y, hasta el momento, no ha comparecido en las dos citas judiciales que ha tenido. 

“Dijeron que estaban allí en busca de su hermano. Nosotros fuimos porque el cura se sentía amenazado por estas personas”, ha declarado uno de los agentes que participó en la identificación . 

Los tres acusados tienen residencia en el Pais Vasco y han estado vinculados a otros hechos delictivos, uno de ellos similar al de la extorsión del párroco de Tajonar con otro cura del País Vasco. 

La Fiscalía ha mantenido su petición de 6 años de cárcel por la extorsión y por pertenencia a organización criminal. En sus conclusiones finales, ha asegurado que los acusados ya han sido condenados en otras ocasiones por un motivo similar, por lo que entiende que es “mucha casualidad” que no estén implicados ahora también siendo familiares del menor que hizo la foto y conociendo su modus operandi

Las defensas han criticado la investigación de la Guardia Civil, que han calificado como superficial, porque no hicieron ningún seguimiento y se contentaron con la identificación de los tres acusados en los alrededores de la carra parroquial.

“No hay ningún hecho probado y muchas de las declaraciones del sacerdote han sido contradictorias”, han concluido las defensas, que han solicitado la absolución para sus defendidos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cura de Tajonar no reconoce en el juicio a los acusados por su extorsión con una foto sexual