• martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:57

 

 
 

TRIBUNALES

"La apuñalé mientras dormía": el marido de Sara Pina reconoce el crimen y pide perdón

La juez decreta el ingreso en prisión para asegurar la presencia del encausado en el proceso “ya que puede existir riesgo de fuga.

Montaje del portal de la vivienda donde se ha encontrado a una mujer muerta en Tudela y la imagen del marido, que huyó a Francia. EFE/ NAVARRA.COM
Montaje del portal de la vivienda donde se ha encontrado a una mujer muerta en Tudela y la imagen del marido, que huyó a Francia. EFE/ NAVARRA.COM

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 y del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Tudela ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de J. M. U. A., el marido detenido en Francia por el asesinato entre los pasados días 8 y 9 de su mujer, Sara Pina Yeregui, en el domicilio de la capital ribera en el que convivían.

La magistrada imputa un delito de asesinato al investigado, quien en su declaración ha reconocido el crimen. De forma expresa, ha admitido que apuñaló a su mujer “mientras dormía”. Ha aportado dos cartas manuscritas en las que pide perdón a la familia de la víctima, a su propia familia y a la juez por los hechos cometidos.

En la comparecencia celebrada este miércoles, el Ministerio Fiscal ha solicitado el ingreso en prisión provisional del imputado, medida a la que se ha adherido la acusación particular. Por su parte, la defensa ha interesado la libertad provisional o, en su caso, “la imposición de una medida menos gravosa”. 

La juez decreta el ingreso en prisión para asegurar la presencia del encausado en el proceso “ya que puede existir riesgo de fuga. “Esto se desprende del propio proceder del investigado, quien ya huyó a Francia tras la comisión de los hechos, donde ha sido detenido como consecuencia de la orden de detención europea emitida por el Juzgado de Guardia de este partido judicial”, razona en el auto.

A estas circunstancias, recalca la magistrada, hay que añadir el hecho de que se le imputa un delito de asesinato, con una pena de 15 a 25 años de prisión.

Según se recoge en el auto, el lunes 10 de enero la madre de la víctima se puso en contacto con la Policía Foral porque llevaba todo el fin de semana sin poder comunicarse ni con su hija ni con el marido de esta y le constaba además que ninguno de los dos había acudido a su puesto de trabajo. Al mismo tiempo, el hermano de la mujer se puso en contacto con la Policía Local de Tudela en los mismos términos.

Esto hizo que los agentes se dirigieran a la vivienda en la que residían la víctima y el investigado junto con una dotación de bomberos que fue la encargada de abrir la puerta.

Una vez en el interior, en una habitación distinta a la principal, encontraron el cadáver de Sara Pina en la cama, con "signos violentos con heridas de arma blanca y un charco de sangre coagulada" y a su lado un cuchillo lleno de sangre.

La vivienda, según se apunta, se encontraba cerrada, sin echar la llave, sin signos de forzamiento alguno, ni evidencias de robo. Además contaba con un sistema de alarma sin que la compañía tuviera constancia de ningún aviso durante esos días. Los agentes hallaron además los teléfonos móviles de la víctima y del acusado y en una mesa restos de lo que podría ser cocaína.

Al desconocerse el paradero del investigado, se puso en marcha una orden de búsqueda y fue localizado a través de la geolocalización de su vehículo en una estación de servicio en la localidad francesa de Boisredon. Fue detenido y encarcelado en Francia hasta que se acordó su extradición a España.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"La apuñalé mientras dormía": el marido de Sara Pina reconoce el crimen y pide perdón