TRIBUNALES

Condenados a un año de prisión por la muerte de un trabajador en agosto de 2014 en Tudela

Un operario, vecino de Ribaforada, cayó desde el tejado de una nave cuando sustituía placas de la cubierta.
 

Polígono de Tudela donde ocurrió el accidente.
Polígono de Tudela donde ocurrió el accidente.  

El coordinador de seguridad de una mercantil y el gerente de una empresa han sido condenados a un año de prisión por un delito de homicidio por imprudencia por el fallecimiento de un trabajador, vecino de Ribaforada, que se cayó del tejado de una nave industrial en Tudela.

Según la sentencia, dictada de conformidad por el Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona, ambos contribuyeron "con su actuación descuidada" a que el trabajador Luis Felipe Alevesque Jalle perdiera la vida mientras cambiaba placas traslúcidas de la cubierta de una nave.

El accidente laboral tuvo lugar sobre las 18.30 horas del 12 de agosto de 2014 cuando la víctima, en compañía de otro operario, se encontraba haciendo un trabajo de cambio de placas traslúcidas en la cubierta de la empresa Talleres y Repuestos El Polígono, que se encontraban dañadas tras una tormenta de granizo.

La cubierta donde llevaban a cabo los trabajos era de dos aguas y el material era de chapa metálica única por cerchas metálicas, con una franja de placas traslúcidas a cada lado de la cumbrera que hacían la función de lucernarios. La altura de la cubierta variaba desde los 5,50 metros en el punto más bajo hasta los 7,25 en el más alto.

Los trabajadores, según la sentencia, ascendían a la cubierta a través de una escalera portátil de cinco metros de recogida y nueve extendida. Para realizar los trabajos de sustitución de las placas, los operarios utilizaban un tablero de encofrar de dos metros de largo por 50 centímetros de ancho a modo de pasarela.

Cuando habían cambiado 5 o 6 placas, los trabajadores, que había instalado una línea de vida rudimentaria con una cuerda atada a dos apretadores amarrados a los extremos de la cubierta, recibieron una llamada para ir a reparar una persiana metálica de otro centro de trabajo.

Cuando regresaron, el trabajador accidentado se dirigió a la cumbrera y pisó fuera de las correas metálicas del tablero pasarela, directamente sobre la placa de poliéster, que se rompió. Cayó desde una altura aproximada de 7,12 metros. Falleció a consecuencia de los golpes sufridos en la caída. Tenía una hija de 11 años, que ya ha sido indemnizada por una compañía de seguros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Condenados a un año de prisión por la muerte de un trabajador en agosto de 2014 en Tudela