TRIBUNALES

Dos años y medio de cárcel para un vecino de Burlada que robó cuatro cajas de langostinos en un supermercado

Trató de llevarse los productos congelados escondidos debajo de la chaqueta y acabó golpeando a un empleado que le recriminó el robo.

Imagen de una persona robando en un supermercado. FOTOMONTAJE
Imagen de una persona robando en un supermercado. FOTOMONTAJE  

El Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona ha condenado a un vecino de Burlada a dos años de prisión por robar cuatro cajas de langostinos en un supermercado de la localidad de Sarriguren y a otros seis meses de cárcel por las lesiones que causó a un empleado del establecimiento.

En la sentencia, que es recurrible en apelación, se relata cómo, el 6 de febrero de 2017, hacia las 18.30 horas, el acusado accedió al supermercado y se apoderó de cuatro cajas de langostinos, valoradas en 29,95 euros.

El hombre, de 42 años y vecino de Burlada, escondió las cajas bajo la ropa y manifestó al llegar a la zona de pago que no había encontrado lo que quería y salía sin compra. No obstante, un empleado del establecimiento que se encontraba en la caja sospechó que llevaba productos escondidos al observar que la chaqueta del hombre estaba anormalmente abultada, por lo que le pidió que esperara un momento mientras avisaba al encargado.

El acusado hizo caso omiso y se dirigió hacia la salida, pero el empleado le siguió hasta el exterior del supermercado, insistiendo en que devolviera lo que se llevaba. El acusado le empujó, golpeándole en las manos que había colocado como escudo y a continuación salió corriendo.

VOLVIÓ A POR EL TELÉFONO MÓVIL

En su huida, el acusado perdió el teléfono móvil y al verlo el empleado fue a recogerlo, al igual que el autor del robo, que regresó para recuperarlo. En ese momento, el empleado le dijo que le había hecho daño en una mano y que dejara lo que se llevaba, ante lo cual el acusado se abrió la chaqueta y dejó caer las cajas de langostinos.

En la sentencia se condena al acusado, como autor de un delito de robo con violencia atenuado, con la agravante de reincidencia, a la pena de dos años de prisión. También ha sido condenado por un delito de lesiones a seis meses de cárcel ya que como consecuencia de lo ocurrido, el empleado agredido sufrió lesiones en una mano que precisaron de tratamiento médico quirúrgico.

Además, en concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar al empleado del supermercado con 3.380 euros por los días en que tardó en sanar de sus heridas y 732 euros por las secuelas, y al supermercado con 29,96 euros por las cuatro cajas de langostinos, que no pudieron ponerse a la venta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos años y medio de cárcel para un vecino de Burlada que robó cuatro cajas de langostinos en un supermercado