TRIBUNALES

Condenado a prisión un joven de una banda que robó productos en varios supermercados de Pamplona metiéndolos en bañadores

En uno de los robos fue descubierto por una empleada y el joven llegó a recurrir a la violencia para escapar con el botín.

Una persona comra en un supermercado.
Una persona comra en un supermercado.  

Un joven de 26 años y nacionalidad rumana ha sido condenado a tres años y medio de cárcel y al pago de 1.440 euros de multa, así como a indemnizar a una empleada de un supermercado por los daños causados cuando fue sorprendido robando junto a otras tres personas.

Se le condena por los delitos de integración en grupo criminal, un delito continuado de robo con violencia en grado de tentativa, un delito de lesiones y un delito de daños, en una sentencia dictada de conformidad que le obliga a indemnizar con 1.085 euros a la empleada herida y con 147,38 euros al supermercado por los efectos sustraídos.

La sentencia considera probado que en 2014 el acusado formaba parte de un grupo dedicado a sustraer productos en comercios, para lo que se desplazaban a localidades del País Vasco y Navarra, donde si era necesario llegaban a utilizar la violencia para cometer los hechos, y que él junto a otras tres personas fueron condenados por hurto en Bilbao y Vitoria.

En marzo de 2014, durante tres días, accedieron al supermercado BM de la calle Monasterio de la Oliva y se apoderaron de numerosos productos de cosmética sin abonar su precio, valorado en 1.304,15 euros.

Días más tarde accedieron al supermercado DIA de Sancho el Fuerte donde, preparados con bañadores que llevaban bajo sus ropas, comenzaron a hacerse con productos de cosmética pero fueron descubiertos por las trabajadoras e intentaron huir, algo que consiguieron.

Poco después, de nuevo en el BM de Monasterio de la Oliva, los cuatro comenzaron a realizar la misma operación de sustraer productos y guardarlos en un bañador que vestían bajo sus ropas, pero al ser descubiertos las trabajadoras cerraron las puertas y llamaron a la Policía Municipal.

En ese momento el acusado comenzó a golpear los cristales y forcejeó con una de las trabajadoras que le impedía salir, y comenzó a sacarse numerosos botes de laca de entre sus ropas y a lanzarlos contra las trabajadoras.

Los productos que quedaron no aptos para la venta están valorados en 147,38 euros, mientras que la trabajadora con la que forcejeó sufrió diversas erosiones y lesiones que tardaron 21 días en curar, y los daños causados en el local fueron valorados en 949,73 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Condenado a prisión un joven de una banda que robó productos en varios supermercados de Pamplona metiéndolos en bañadores