TRIBUNALES

Condenado un pamplonés por robar a dos menores de 15 y 12 años a punta de navaja en su casa de Tafalla

El joven, que tenía problemas con las drogas, acudió hasta en tres ocasiones a la vivienda de los menores para saldar una supuesta deuda.

Zona de Tafalla donde fueron los robos.
Zona de Tafalla donde fueron los robos.

Un joven pamplonés de 21 años ha sido condenado a dos años de cárcel  por el titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Pamplona como responsable de un delito de robo con violencia e intimidación a dos menores en su propio domicilio.

El delito fue cometido el 22 de mayo de 2015 cuando el joven, que en aquel momento tenía 20 años, se personó en el domicilio de los menores con la intención de robarles en la casa donde residen con su familia.

Los menores se encontraban solos en el domicilio de Tafalla en el momento en el que F.J.B.J. tocó el timbre y uno de los hermanos le abrió la puerta pensando que era el otro hermano que había salido a comprar el pan.

El condenado, con la intención de intimidar al menor, sacó una navaja de mariposa y lo acusó de haberle quitado supuestamente una cantidad de dinero. El joven comenzó  a registrar los armarios de la vivienda y se llevó un casco de moto y dos teléfonos fijos.

Media hora más tarde, el joven regresó a la vivienda de los menores de nuevo y le dijo a uno de los hermanos que " a él nadie le vacilaba, que lo que se había llevado no valía nada y que le tenía que dar más cosas" o les daría "dos hostias a cada uno", "que lo meterían en el calabozo pero que saldría a los tres días e iría a por ellos" y que “la montaría gorda cuando llegara su madre”.

En ese momento el otro hermano estaba jugando con una Play Station 3 en el salón, de modo que el condenado se hizo con la consola y el GTA 5, un juego de la misma. Antes de marcharse el joven les amenazó con mandar a sus primos a pegarles si contaban algo y dejó uno de los teléfonos fijos que antes se había llevado.

El joven regresó una tercera vez al domicilio al día siguiente, sobre las 8:00 de la mañana y llamó insistentemente al timbre y pidió el teléfono móvil de uno de los hermanos o entraría en su casa y "montaría un follón" y "que le daba igual que estuvieran sus padres". El menor fue a pedirle a su hermano el teléfono móvil para dárselo al acusado.

El joven ha sido condenado a dos años de prisión, en vez de los cinco que se pedía inicialmente y deberá pagar 356 euros por lo objetos sustraídos que no han sido devueltos, además no podrá acercarse a las víctimas a menos de 200 metros durante 3 años y medio.

El juez ha tenido el cuenta el atenuante de toxicomanía ya que en el momento de los hechos, F.J.B.J presentaba un trastorno disocial de la personalidades con consumo perjudicial/dependencia de múltiples drogas u otras sustancias psicotrópicas, que afectaba de forma considerable a sus capacidades intelectivas y volitivas.

El joven, que se encontraba en prisión preventiva a la espera del juicio ha sido puesto en libertad al no superar 2 años la pena impuesta con la condición de que no cometa ningún otro delito en los próximos dos años y que se someta a un tratamiento de desintoxicación.

La presente Sentencia es firme y contra ella no cabe recurso ordinario alguno.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Condenado un pamplonés por robar a dos menores de 15 y 12 años a punta de navaja en su casa de Tafalla