PREMIUM  TRIBUNALES

La 'animalada' por la que ha sido condenado un ganadero de la Ribera: su perro estaba a punto de morir

El animal estaba abandonado durante meses, con una herida profunda en el ano, colonizada por larvas de mosca, y con 15 kilos menos de lo que debería pesar.

Imagen de un mastín español atado con una cadena. ARCHIVO
Imagen de un mastín español atado con una cadena. ARCHIVO  

Un ganadero de una localidad de la Ribera de Navarra ha sido condenado por un delito de abandono animal por el deplorable estado en el que fue localizada una perra que utilizaba como vigilante en su finca.

El Juzgado de Instrucción Nº 1 de Tudela ha condenado al ganadero a una multa de 2.700 euros y a abonar otros 754,20 euros a la Sociedad Protectora de Animales de Navarra, que interpuso la denuncia y tiene ahora la custodia del animal, en concepto del tratamiento sanitario que han tenido que costear.

La perra, de raza Mastín Español y de 4 años de edad, era usada por su propietario como perro guardián de una finca ubicada en la Ribera de Navarra.

A raíz de una llamada de una persona desconocida durante el verano de 2017, el personal voluntario de la Sociedad Protectora de Animales de Navarra comenzó a buscar desde agosto a un perro de caza atigrado que se había visto andando suelto y herido por las inmediaciones de una zona cercana a esta finca.

Durante la noche del 18 de septiembre, los voluntarios de la protectora dieron por fin con el animal descrito y comprobaron mediante la identificación de su microchip que su dueño era el ganadero ahora condenado.

La mastina fue encontrada a un kilómetro de la finca de su dueño y en unas condiciones de salud realmente deplorables. Según el análisis veterinario que le fue realizado, sufría malnutrición y si su peso debía moverse entre los 55 y 56 kilos, sólo pesaba 39. Tenía anemia, deshidratación, estaba cubierta de garrapatas y sufría una lesión muy profunda de 10 centímetros en la zona del ano, infectada y colonizada por larvas de mosca.

Además, los veterinarios comprobaron que sufría un tumor mamario, un nódulo de 8 centímetros en el torax, cicatrices compatibles con haber sido atada con una cuerda y sólo había sido vacunada contra la rabia una vez, sin suministrarse las dosis de recuerdo que exige la normativa de la Comunidad foral.

El estado del perro era tan impresionante que circulaban en las redes sociales imágenes del can advirtiendo del peligro que corría.

Ante estas imágenes, la hermana del condenado denunció ante la Policía Foral el extravío de la perra en el mes de octubre de 2017, cuando la mastina ya se encontraba al cuidado de la protectora de animales.

Ahora el juez condena al dueño por un delito leve de abandono animal. Deberá pagar una multa de 2.700 euros, más el coste del tratamiento que han tenido que aplicarle y la custodia de la mastina pasa a ser de la Sociedad Protectora de Animales de Navarra.

La sentencia no es firme y puede plantearse un recurso ante el propio Juzgado de Instrucción Nº 1 de Tudela.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La 'animalada' por la que ha sido condenado un ganadero de la Ribera: su perro estaba a punto de morir