PREMIUM  TRIBUNALES

A la cárcel un mozo de almacén de la Ribera por simular ventas de cereal para quedarse con 83.000 euros

Simulaba ventas a varios amigos que ni eran agricultores ni disponían de cereal para vender y luego le entregaban a él todo el dinero.

Imagen de archivo de la fachada de una empresa y un campo de trigo situado en sus inmediaciones. ARCHIVO
Imagen de archivo de la fachada de una empresa y un campo de trigo situado en sus inmediaciones. ARCHIVO  

La sección primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a un hombre de 41 años y vecino de un pueblo de la Ribera a tres años y un mes de prisión por un delito de estafa y de falsedad mercantil.

El condenado había simulado recibir varias ventas de cereal en la empresa en la que trabajaba para que la compañía procediese a realizar estos pagos, que recibían algunos conocidos del procesado a los que luego él mismo reclamaba el dinero para quedárselo. Llegó así a embolsarse más de 83.000 euros.

Los hechos tuvieron lugar entre el verano de 2013 y enero de 2015. El condenado trabajaba como mozo de almacén en una empresa dedicada a la producción de cereal y aprovechó a cometer las estafas mientras el encargado se encontraba fuera de su puesto y la labores para recibir las cargas en el almacén, pesarlas y elaborar el ticket de venta al agricultor recaían en él.

De esta manera, el hombre simuló ventas de cereales inexistentes emitiendo los correspondientes tickets de compra que rellenó con datos falsos y que generaron las correspondientes facturas de la empresa. Se dedicó a hacer constar como vendedores del cereal a dos amigos para asegurarse que después podría recuperar el dinero.

En total llegó a facturar para las cuentas de sus amigos cantidades de 61.377,90 euros en el caso de uno de ellos y 21.968,97 euros en el caso del segundo. El encargado de la empresa, con base a estos tickets, emitió las facturas correspondientes y realizó las transferencias a las cuentas corrientes de los supuestos vendedores, que realmente ni tenían la condición de agricultores, ni disponían de cereal para vender.

El acusado convenció a sus amigos para que le facilitaran la disponibilidad de sus cuentas corrientes bancarias para el ingreso de las mencionadas cantidades, a quienes les dijo que se trataba de cantidades extras que iba a percibir del seguro y de la empresa, y con la finalidad de que no se enterara su ex mujer; a lo que accedieron.

Ninguno de los dos amigos tenía conocimiento de que los pagos las había obtenido el acusado de las transferencias realizadas por su empresa por la venta simulada de cereal, ni tampoco han llegado a percibir cantidad alguna por figurar como vendedores ni por permitir el uso de sus cuentas bancarias.

El perjuicio ocasionado a la empresa a través de la estafa de su empleado asciende a 83.346,87 euros. Por ello, ha sido condenado a 3 años y un mes de prisión por un delito de estafa y de falsedad mercantil, deberá indemnizar a la empresa con 83.346,87 euros y le han impuesto una multa de 1.440 euros.

La resolución de la Audiencia Provincial de Navarra no es firme y puede ser recurrida en el Tribunal Supremo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A la cárcel un mozo de almacén de la Ribera por simular ventas de cereal para quedarse con 83.000 euros