TRIBUNALES

Condenado a prisión por publicar una foto del momento de la violación grupal de La Manada en Sanfermines

Familiares y conocidos, que no sabían que la joven era la víctima de la violación, se enteraron por esta imagen. Esto provocó que la joven abandonara sus estudios universitarios, e incluso se marchase, durante una temporada, a vivir al extranjero.

Tres de los miembros de la Manada, José Angel Prenda (2i), Jesús Escudero (2d) y Angel Boza (d), que cumplían pena en la cárcel de Pamplona abandonan el recinto. EFE/Villar López
Tres de los miembros de la Manada, José Angel Prenda (2i), Jesús Escudero (2d) y Angel Boza (d), que cumplían pena en la cárcel de Pamplona abandonan el recinto. EFE/Villar López  

El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha condenado a A.Q.S. como autor de un delito de revelación de secretos y de un delito contra la integridad moral a la pena de dos años y un día de prisión por publica en Twitter una foto en la que aparecía la víctima de La Manada durante la violación grupal que sufrió en Sanfermines de 2016.

El juez le condena a indemnizar a la denunciante con 6.000 euros por el daño moral causado. También, a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y a 13 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros (4.680 euros aproximadamente) con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas, así como al pago de las costas causadas en ambos delitos incluidas las de la acusación particular.

En los hechos probados, el juez indica que el condenado publicó en su perfil público de Twitter una fotografía en la que aparecía parte del rostro de una mujer manteniendo relaciones sexuales con un hombre. En concreto, en la sentencia se especifica que se veía a la joven "practicando sin su voluntad un beso negro a otra persona (que por cierto ha sido condenada por ello)".

Según continúa, tal imagen formaba parte del sumario del juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona sobre el caso de La Manada, del que posteriormente se dio traslado a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

El juez indica que "la mujer que aparecía en la fotografía era la perjudicada en dicho sumario, que en este procedimiento es la denunciante". "El acusado obtuvo tal imagen por algún medio que se ignora (aunque el propio hombre ha señalado que le pasaron la fotografía por un grupo de WhatsApp) y, conociendo a quién correspondía y que procedía del sumario judicial indicado, la publicó", señala.

El condenado acompañó la foto con un texto que decía, entre otras cosas, que 'La chica supuestamente violada por #LaManada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que solo era una golfa borracha'.

Según el juez, "el acusado utilizó la referida fotografía con ánimo de divulgar y difundir la imagen de la víctima, para lo cual, hizo uso, en el propio post publicado junto a dicha fotografía, del hashtag #LaManada con la finalidad de favorecer la difusión del mensaje".

LA VÍCTIMA DEJÓ LOS ESTUDIOS Y SE FUE DE ESPAÑA

La sentencia precisa que la fotografía publicada por el ahora condenado era una de las imágenes que se encuentran en el procedimiento ordinario seguido ante la Audiencia Provincial de Navarra, Sección Segunda, y "que la denunciante rehusó visualizar durante su declaración en el acto de juicio dado el daño moral que le habían causado los hechos allí enjuiciados".

El juez indica que "como consecuencia de la publicación de la fotografía, la denunciante se ha visto ridiculizada y avergonzada". En concreto, la víctima explica que familiares y conocidos de la denunciante, que no conocían su condición de víctima, se enteraron de dicha circunstancia porque la reconocieron en la foto, lo que ha obligado a la denunciante a abandonar sus estudios universitarios, e incluso a marcharse, durante una temporada, a vivir al extranjero.

Además, según añade la víctima ha sufrido trastorno de estrés postraumático por la violación grupal y que por esta publicación se recrudecieron los síntomas. La joven "a día de hoy sigue recibiendo tratamiento médico" por este motivo.

Del mismo modo, la víctima asegura que "quedó afectada por esta y otras publicaciones del acusado; que también se han publicado otras imágenes suyas en las que se le ve la cara, pero no del momento de la agresión; y que en esa imagen es en la que se le identifica como víctima de La Manada". 

La publicación por la que se produce esta condena se produjo el 6 de diciembre de 2017 y fue compartida 16 veces, marcado con un like 13 veces y generó 64 comentarios.

La sentencia destaca que en el momento de la publicación por el acusado de la fotografía de la denunciante en su cuenta de Twitter, ésta se encontraba abierta, "por lo que cualquier persona, fuera seguidora o no de dicha cuenta, podía acceder a los contenidos que el acusado publicara". Además, el condenado explicó durante el juicio que "a los dos días de publicar, por el revuelo, la pasó a privada, y luego a la semana la abrió otra vez". Igualmente, esta cuenta a raíz de la publicación "pasó de 1347 a 2105 seguidores". 

VOLVIÓ A PUBLICAR CONTRA LA VÍCTIMA

Esta sentencia podría haber sido mayor, al haber incluido agravantes, ya que en otra cuenta de Twitter el ahora condenado realizó más publicaciones sobre este asunto.

Así pues, en la propia sentencia, el juzgado asegura que "de haberse conocido e incluido en el escrito de acusación la existencia del nuevo perfil del acusado en el que, después de iniciarse este procedimiento, el acusado cuelga una viñeta simulando la fotografía este Juzgador hubiera considerado dicha circunstancia para agravar las penas".

Sin embargo, el juzgado ha señalado que "no puede ser tenida en cuenta para valorar la extensión de la pena, si desde luego para valorar el arrepentimiento a la hora de conceder o no la suspensión de la misma". 

Por último, se señala que la resolución no es firme, sino que la misma es susceptible de recurso de apelación ante este juzgado dentro de los diez días siguientes a su notificación, cuyo conocimiento corresponderá a la Audiencia Provincial de Navarra. Inicialmente, la querella fue interpuesta por un delito de injurias en Valladolid, cuyos juzgados rechazaron la misma enviándola a Pamplona.

"NO TODO VALE"

Por su parte, el portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha valorado "positivamente" la sentencia en la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, Remírez ha manifestado que respetan los pronunciamientos judiciales y ha señalado que "no todo vale".

Según ha continuado señalando, "todo tipo de actuación tanto en el ámbito político, como social, como judicial que cierre el paso a todo tipo de actuaciones machistas es una buena noticia y será por parte del Gobierno de Navarra bien recibida dentro siempre del marco de la legalidad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Condenado a prisión por publicar una foto del momento de la violación grupal de La Manada en Sanfermines