TRIBUNALES

El detenido en Alsasua reconoce que agredió "fuertemente" al guardia civil y acepta una condena de 8 meses de cárcel

Además de golpearlo "fuertemente en la espalda", el acusado esgrimió ante el agente una botella de vidrio, con la que simuló varias veces pegarle en la cabeza.

Un agente de la Guardia Civil, ante radicales encapuchados durante una protesta en Alsasua, en una imagen de archivo. MIGUEL OSÉS
Un agente de la Guardia Civil, ante radicales encapuchados durante una protesta en Alsasua, en una imagen de archivo. MIGUEL OSÉS  

El detenido por agredir la madrugada del viernes a un guardia civil en Alsasua se ha conformado este sábado, en el Juzgado de Guardia de Pamplona, con una condena de ocho meses de prisión por un delito de atentado a agente de la autoridad y con una multa de 100 euros por un delito leve de lesiones. El condenado deberá indemnizar al agente golpeado con 400 euros por las lesiones causadas.

En la sentencia, que es firme, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona ha acordado la suspensión de la pena de prisión durante dos años, condicionada a que el penado no delinca en el plazo fijado, cumpla con la responsabilidad civil impuesta y se someta a un programa formativo en materia de igualdad de trato y no discriminación.

Según el texto de la sentencia, ha quedado probado que el arrestado, mayor de edad y con antecedentes penales cancelables, agredió a un agente del Instituto Armado en la madrugada del pasado viernes, 7 de febrero.

En la calle García Ximénez de la localidad se habían volcado en la vía pública unos contenedores de vidrio, por lo que varios agentes uniformados de la Benemérita tuvieron que acudir al lugar.

Una vez allí, cuando los guardia civiles trataban de identificar a varias personas, el acusado, "con una actitud desafiante y violenta, y con ánimo de denigrar el principio
de autoridad
, golpeo fuertemente en la espalda al agente", refleja la sentencia.

El texto añade que cuando el guardia civil intentó identificarlo, el hombre "le esgrimió una botella de vidrio simulando golpear al agente en la cabeza dos veces, teniendo que retroceder este último para evitar ser golpeado". En ese momento, "el acusado arrojó la botella contra una pared, llegando a alcanzar, sin causarle lesión, los restos de cristales rotos por el impacto al otro guardia civil que se encontraba en el lugar y a quien el acusado, momentos antes y con idéntico ánimo, había arrojado de forma violenta el contenido liquido del vaso que portaba".

Como consecuencia de estos hechos, el primer guardia civil sufrió "una tumefacción a nivel lumbar, con dolor a la palpación y percusión, así como mareos y ansiedad; lesiones que requirieron de una primera asistencia facultativa y que supusieron cinco días de perdida temporal de calidad de vida moderado, permaneciendo de baja laboral hasta el día 10 de febrero, y que no generaron secuelas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El detenido en Alsasua reconoce que agredió "fuertemente" al guardia civil y acepta una condena de 8 meses de cárcel