PREMIUM  TRIBUNALES

Golpes y patadas a los policías forales que paraban una pelea multitudinaria en Sanfermines

Cuatro acusados reconocen los hechos y han sido condenados a 6 meses de cárcel y a pagar indemnizaciones a tres policías heridos. 

Un grupo de agentes de la Policía Foral durante uno de los encierros de San Fermín.
Un grupo de agentes de la Policía Foral durante uno de los encierros de San Fermín.  

Cuatro personas han sido condenadas a 6 meses de cárcel y al pago de indemnizaciones por valor de 3.600 euros por golpear a tres agentes de la Policía Foral que acudieron para intervenir en una pelea multitudinaria en los Sanfermines. 

La sentencia ha sido dictada de conformidad y los condenados se comprometen a no volver a delinquir en los próximos dos años para evitar su ingreso en prisión. 

Los hechos ocurrieron en la cuesta de Labrit de Pamplona en la noche del 9 de julio de 2012. Los cuatro procesados participaban "en una pelea multitudinaria en la
que intervenían cerca de 20 personas", señala la sentencia. 

Debido a este acontecimiento en plena noche sanferminera acudieron hasta el lugar numerosos efectivos de la Policía Foral de Navarra, que se identificaron por sus uniformes, a viva voz y con la exhibición de sus placas oficiales.

"Requirieron a los contendientes para que cesasen en la agresión, a la vez que trataban de separarles. Pese a ello, todos los acusados, con pleno conocimiento del carácter policial de los funcionarios, les agredieron repetidamente por medio de puñetazos y patadas, dando lugar a que tres agentes de la Policía Foral resultasen lesionados, aunque sin necesidad de tratamiento médico", expone el texto de la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 3. 

Los agentes necesitaron 21, 8 y 7 días respectivamente para la curación de sus heridas y uno de ellos estuvo 8 días "incapacitado para sus labores profesionales". Recibirán 2.228, 1.188 y 263 euros respectivamente. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Golpes y patadas a los policías forales que paraban una pelea multitudinaria en Sanfermines