• domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 01:28

 

 
 

TRIBUNALES

El colectivo abertzale Sare pide en Parlamento de Navarra la excarcelación de los presos etarras gravemente enfermos

Su portavoz ha presentado a los presos como víctimas y ha destacado que "no podemos permitir que la venganza, con la cárcel tomada como castigo, sustituya a los acuerdos".

La red ciudadana SARE, apoyada por el cuatripartito que sustenta al Gobierno de Navarra, ha reclamado la puesta en libertad de los presos de ETA que se encuentran gravemente enfermos. EFE/Jesús Diges
La red ciudadana SARE, apoyada por el cuatripartito que sustenta al Gobierno de Navarra, ha reclamado la puesta en libertad de los presos de ETA que se encuentran gravemente enfermos. EFE/Jesús Diges

El portavoz del colectivo abertzale Sare, Joseba Azkarraga, ha pedido a los grupos parlamentarios que aprueben un pronunciamiento favorable a la puesta en libertad de los presos navarros con enfermedades graves por motivos de "dignidad, humanidad y justicia.

"Por dignidad, por humanidad y por justicia, pedimos que los presos gravemente enfermos deben ser excarcelados", ha reivindicado en comisión parlamentaria, en la que ha explicado la situación de los encarcelados con situaciones clínicas complicadas.

En la sesión, Azkarraga ha solicitado que desde el Parlamento de Navarra se apruebe "un pronunciamiento favorable" a la puesta en libertad condicional o a la prisión atenuada en sus domicilios, tras recordar que en los últimos 5 años han fallecido 411 presos dentro de las cárceles españolas, una cifra "enormemente preocupante".

El portavoz de Sare, que ha precisado que son 13 los presos navarros acusados por pertenencia a ETA con enfermedades graves, ha lamentado que esta lista "se va incrementado de manera paulatina" puesto que se han sumado otros 9 que han solicitado permanecer en el anonimato.

Asimismo, ha garantizado que la legislación penitenciaria "contempla diferentes vías de excarcelación para presos con enfermedades graves" pues "dice claramente que deberían recibir un tratamiento digno fuera de los muros de la presión".

"TIENEN BLOQUEADO ESTE CAMINO"

Sin embargo, ha lamentado que los acusados de pertenencia a la banda terrorista "tienen bloqueado este camino" a pesar de que en los tres casos se "están cumpliendo los requisitos" para su puesta en libertad.

En este sentido, ha asegurado que muchos "estarían en libertad desde hace varios años" si se les estuviera aplicando la legislación ordinaria, pero que se les está imponiendo la excepcional.

Tras asegurar que la excarcelación de las personas enfermas supondría una "mejoría", ha destacado que "el cumplimiento de la legislación penitenciaria no puede entenderse como una claudicación del Estado".

"Poner en libertad a presos gravemente enfermos no es claudicar, es cumplir la legislación", ha reivindicado Azkarraga, que ha denunciado que impedir la excarcelación hasta contar con un informe médico que indique que la esperanza de vida es menor de dos meses "supone una condena a muerte".

POLÍTICA DE ALEJAMIENTO

Además ha añadido que a esa "delicada situación clínica que padecen" se une "la política de alejamiento que sufren, pues se encuentran en prisiones muy alejadas de sus domicilios".

"No podemos permitir que el odio, la venganza y la revancha, con la cárcel tomada como castigo, sustituya a los acuerdos y la búsqueda de espacios de convivencia", ha reivindicado Azkarraga, que ha puesto en relieve que "la cárcel se ha convertido en una especie de almacén de despojos humanos que se van amontonando hasta que cumplen la condena y salen como salen".

Tras añadir que "la justicia penal sigue mostrando su cara más obscena, la del castigo y la venganza", ha puesto en valor que "estos presos no tienen posibilidad de volver a delinquir porque la organización a la que pertenecieron está ya prácticamente desaparecida".

RESPUESTA DE LOS GRUPOS

La parlamentaria Virgina Alemán ha mostrado el apoyo de Geroa Bai a lo planteado por la asociación, al igual que la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, que ha trasladado su compromiso de apoyar cualquier medida destinada a liberar presos gravemente enfermos.

El miembro de Podemos Rubén Velasco ha considerado que serán los médicos quienes tendrán que dirimir la situación clínica de los presos, pero "nunca en función de los delitos que hayan cometido".

En nombre de IE, la parlamentaria Marisa de Simón ha mostrado su apoyo para modificar el código penal, mientras que el regionalista Iñaki Iriarte ha considerado que "padecer una enfermedad incurable no implica un derecho absoluto a ser excarcelado, ni aquí ni en ninguna parte", y que "exigir la libertad" cuando no se cumplen las condiciones necesarias "es terriblemente injusto".

La socialista Inma Jurío, si bien no ha defendido la puesta en libertad, ha apostado por "que se atenúen las condiciones en las se encuentran", y el popular Javier García ha apostillado que las salidas de la cárcel de los enfermos "en ningún caso" se realizan "a través de criterios subjetivos", de forma que "en caso de que exista un riesgo vital", el tratamiento aplicado "es el correcto". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El colectivo abertzale Sare pide en Parlamento de Navarra la excarcelación de los presos etarras gravemente enfermos