TRIBUNALES

La Delegación de Navarra dice que esclarecer los sucesos de 1978 no justifica el descrédito de las instituciones

Responde así a las citaciones como investigados de los que exhiben en sus balcones pancartas contra la Policía Nacional.

Homenaje a Germán Rodríguez en la plaza del Ayuntamiento. EUROPA PRESS
Homenaje a Germán Rodríguez en la plaza del Ayuntamiento. EUROPA PRESS

La Delegación del Gobierno en Navarra ha comunicado este sábado que la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía ha procedido a la citación mediante notificación a personas en cuyos domicilios se exhiben pancartas de contenido calumnioso contra instituciones del Estado, así como otras que, a pesar de no constituir por sí mismas un presunto delito, se exhiben en unidad de acción dentro de una campaña de incriminación, desprestigio e incitación al odio contra los miembros de la Policía Nacional, con la excusa de rememorar los trágicos sucesos de 1978 en los que fue asesinado Germán Rodríguez.

La citación se realiza para que presten declaración como investigados por un presunto delito de calumnias contra las instituciones del Estado y poder así esclarecer los hechos. Y se enmarca en las diligencias policiales iniciadas de oficio por la Policía Nacional.

Desde la Delegación del Gobierno en Navarra se recuerda que es el procedimiento habitual cuando se detectan indicios de delito y que, en todo caso, será la autoridad judicial competente la que valore si existe o no tal delito.

La voluntad de esta delegación es que se puedan llegar a esclarecer los sucesos de 1978 y, por supuesto, se defienden los derechos y libertades fundamentales de las personas. Pero todo ello ni justifica ni ampara el descrédito de las instituciones del Estado ni de la labor que realiza la Policía Nacional en aplicación de la legalidad vigente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Delegación de Navarra dice que esclarecer los sucesos de 1978 no justifica el descrédito de las instituciones