• jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 16:01

 

 
 

TRIBUNALES

Solicitan prisión permanente para los acusados del triple crimen de Cáseda

La defensa pide una condena de quince años de cárcel con las atenuantes de arrebato y confesión para el padre y solicita la absolución de sus hijos

Inicio del juicio del caso Cáseda, donde fueron asesinadas tres personas por tiros de escopeta en septiembre de 2018. PABLO LASAOSA
Inicio del juicio del caso Cáseda, donde fueron asesinadas tres personas por tiros de escopeta en septiembre de 2018. PABLO LASAOSA

La acusación particular en el juicio por el triple crimen de Cáseda ocurrido el 18 de septiembre de 2018 ha pedido prisión permanente revisable para cada uno de los tres acusados (un padre y dos hijos) en la vista oral que ha comenzado este lunes en la Audiencia de Navarra. El Ministerio fiscal reclama 60 años de cárcel (20 por cada crimen).

Por su parte, la defensa del padre acusado en esta causa reconoce que él fue el responsable de los hechos, pero asegura que no fue una actuación "premeditada" y asegura que sus hijos no estuvieron implicados. Por ello, pide una condena de quince años de cárcel con las atenuantes de arrebato y confesión para el padre y solicita la absolución de sus hijos. Del mismo modo, la defensa de los dos hijos solicita también su absolución.

La acusación particular ha avanzado en la primera sesión del juicio que, aunque comparte "el 98-99%" del escrito del fiscal, solicita penas "más graves" ya que entiende que "concurren una serie de circunstancias para solicitar prisión permanente revisable". Así, solicita 25 años por un asesinato, 25 años por otro y prisión permanente revisable por el tercero.

Las víctimas del crimen son un padre y dos hijos de una misma familia y los acusados son también un padre y dos hijos. El origen de los hechos está en una disputa familiar por diferencias en relación con un matrimonio de un hijo y una hija de ambas familias.

Este lunes ha comenzado el juicio con jurado por estos hechos ocurridos en 2018. Los miembros del jurado, seis mujeres y tres hombres, han sido elegidos esta mañana tras un proceso que ha durado algo más de dos horas en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Tras ello, ha dado comienzo la vista oral, en la que se han leído el escrito de acusación del fiscal y el escrito de la defensa del padre acusado.

triple crimen de cáseda

Según el Ministerio fiscal, por desavenencias de un matrimonio residente en Cáseda, la mujer se marchó a casa de sus padres en Muniáin de la Solana. Sin embargo, pasados unos días, la mujer decidió reanudar la convivencia conyugal en contra de la voluntad de su padre (el acusado en esta causa). Así, la mujer decidió volver a Cáseda para reanudar la convivencia.

Enterado el padre, contactó con su hija y con el yerno, y también con su consuegro (una de las víctimas del crimen) para mostrar su oposición a que se reanudaran las relaciones y exigiendo que su hija regresara a Muniáin de la Solana. Además, según el fiscal, advirtió de que iría a Cáseda a "agredir" a su hija y yerno para tratar de evitar así que reanudaran la convivencia.

En esta situación, las que posteriormente serían víctimas mortales (padre y dos de sus hijos) se desplazaron a Cáseda para evitar que agredieran a su hijo y hermano respectivamente, siempre según el fiscal.

Por su parte, los acusados (padre y dos hijos) acudieron también a Cáseda, llevando en su vehículo dos escopetas, una en un asiento de atrás y otra en el maletero. Según el escrito del fiscal, "los tres acusados eran conocedores de la existencia de esas armas y particularmente de la escopeta del asiento trasero del vehículo que iba conducido por el acusado (padre), cargada y preparada para ser disparada".

Al llegar a Cáseda, dos de los acusados (el padre y un hijo) se enzarzaron en un enfrentamiento físico a su vez con el otro padre y su hijo. Según el fiscal, los acusados, en el curso de este enfrentamiento físico, "fueron retrocediendo hacia el vehículo en el que habían llegado y estando ya cerca del mismo, el padre gritó 'saca, saca', para que el tercer acusado -el otro hijo- sacara el arma que llevaban en el asiento trasero del vehículo, haciéndolo así y sacando la escopeta, que estaba ya cargada y lista para el disparo". Con este arma, según el fiscal, el padre mató a las tres víctimas.

Los tres acusados se marcharon del lugar en su vehículo en dirección Tafalla, pero fueron interceptados por la Policía Foral en la carretera N-132. El padre manifestó a los agentes: "He disparado yo, solo yo, todo yo", añade el fiscal.

DISCREPANCIAS DE LA DEFENSA

La defensa del padre acusado discrepa del escrito de la Fiscalía. Según su escrito, el padre estaba preocupado por la situación del matrimonio y decidió desplazarse por ello a Cáseda. El acusado habría comunicado a su consuegro que la situación no podía continuar así y que debían hablar.

Sobre la presencia de las armas en el vehículo, la defensa señala que los tres acusados "son cazadores habituales, pertenecen al coto de Muniáin de la Solana y habían estado cazando días atrás". "Es habitual dejar las armas dentro del vehículo, no estaban puestas ex profeso para viajar a Cáseda, fue por mera costumbre", señala la defensa.

Continuando con su exposición, afirma que el acusado padre, ya en Cáseda, se bajó del vehículo para hablar con el matrimonio y el otro padre "se metió en la discusión", agrediéndose físicamente ambos padres. En esa situación, un hijo acercó una vara al padre que posteriormente resultaría fallecido y golpeó con la vara al otro padre.

"Durante el transcurso de la pelea, padre con padre, hijo mediano con hijo mediano e hijo pequeño con hijo pequeño, -estando de por medio la vara del primero-, el padre -ahora acusado-, sintiéndose en peligro, desbordado y en desventaja, se dirigió a por una vara pero se encontró con la escopeta y sin mediar palabra" disparó contra las tres víctimas, según señala la defensa.

Tras ser interceptados los acusados por la Policía Foral, el padre afirmó haber sido el único responsable. Por todo ello, la defensa considera que los hechos no son constitutivos de un delito de asesinato, sino de homicidio doloso, del que es responsable el padre, con la atenuante de arrebato y confesión. Así, su abogada solicita la pena inferior en grado a la indicada para el homicidio, es decir, 5 años por cada delito de homicidio.

PARTICIPACIÓN O NO DE LOS DOS HIJOS ACUSADOS

El fiscal superior de Navarra, José Antonio Sánchez, que representa en este caso al Ministerio fiscal, ha afirmado que el jurado deberá posicionarse sobre dos "problemas centrales" en el juicio, uno de ellos la participación o no de los dos hijos en el crimen, "si se trasladaron entre Muniáin de la Solana y Cáseda y no realizaron ninguna actuación de cooperación con conocimiento previo o por el contrario sí -tenían ese conocimiento-", opción esta segunda que sostiene la Fiscalía.

El otro asunto que el fiscal considera "central" es resolver si los hechos fueron constitutivos de homicidio o asesinato. El fiscal defiende lo segundo.

Por su parte, el abogado de la acusación ha afirmado que los tres acusados "salieron de Muniáin de la Solana juntos previo concierto para ir a Cáseda y antes de salir, y así se acreditará, llamaron para decir al consuegro que iban a agredir" al matrimonio. "Los tres salieron de la localidad, iban con un coche que era un auténtico arsenal, con dos escopetas, cinco cuchillos, cuatro balas, dos navajas y un bastón, y habían anunciado antes que iban a agredir. Decir que los hijos no tenían conocimiento es mentir y así se va acreditar en el acto del juicio", ha afirmado el letrado.

Por su parte, la defensa del padre acusado ha señalado que es "innegable" que él disparó contra las tres víctimas, pero ha afirmado que no fue algo "premeditado" y ha indicado que sus dos hijos no participaron de ello. "No viajó a Cáseda con la intención de matar, no estaba preparado, organizado y mucho menos premeditado. No era consciente de sus actos, se sintió sobrepasado por la situación", ha asegurado su letrada.

El abogado de uno de los hijos ha señalado que el joven está "injustamente acusado y ni siquiera tendría que estar sentado" en el juicio. "No disparó a nadie y no animó a nadie a disparar", ha asegurado.

Finalmente, el letrado del otro hijo se ha adherido a la posición de las otras defensas y ha destacado la "inexistencia de actuación delictiva" por parte de este acusado. "Está aquí de forma completamente innecesaria", ha sostenido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Solicitan prisión permanente para los acusados del triple crimen de Cáseda