PREMIUM  TRIBUNALES

Dos de los participantes en el triple asesinato de Cáseda quedan libres al no pedir prisión la Fiscalía

El juez ha tenido que ponerlos en la calle al no haber ninguna acusación contra ellos y no poder enviarlos a la cárcel por sí mismo. 

A la derecha, el padre de familia que efectuó los disparos que acabaron con la vida de tres personas en Cáseda a la salida del juzgado. A la izquierda, reflejado en el cristal de la furgoneta, uno de sus hijos que ha quedado en libertad. PABLO LASAOSA
A la derecha, el padre de familia que efectuó los disparos que acabaron con la vida de tres personas en Cáseda a la salida del juzgado. A la izquierda, reflejado en el cristal de la furgoneta, uno de sus hijos que ha quedado en libertad. PABLO LASAOSA  

El juez ha dejado en libertad a dos de los participantes en el tiroteo y asesinato de tres personas este martes en Cáseda al no existir acusación particular ni de la Fiscalía contra ellos. El padre de ambos, autor de los disparos, ha sido enviado a prisión provisional, comunicada y sin fianza. 

"La petición de prisión preventiva del Ministerio Fiscal se ha dirigido tan sólo contra el padre y esta medida no puede decretarse por el juez instructor de oficio sino tan sólo a instancia de parte, por lo que no cabe otro pronunciamiento que la libertad provisional", ha reflejado el juez en su auto decretado este viernes después de que los tres acusados pasaran por su despacho. 

La decisión ha generado un gran revuelo entre la familia de las víctimas y entre muchos vecinos de Cáseda y Navarra, que no logran comprender como dos personas que participaron en un triple asesinato y huyeron posteriormente del lugar de los hechos han podido quedar tan fácilmente en libertad a las pocas horas de los hechos. 

El auto judicial se contradice y señala que no se conocen todavía "indicios racionales de criminalidad serios sobre la participación concreta de los dos hijos en los hechos", para unas líneas más adelante indicar que el padre sí pudo tener la colaboración de sus hijos para "dar una muerte violenta a los tres fallecidos utilizando un arma de fuego".

Es decir, el juez tiene dudas sobre si los dos hijos ayudaron a asesinar a tres personas, pero en lugar de investigar los hechos en profundidad tiene que dejarlos en libertad ante la posición de la Fiscalía

El juez mantiene, además, que la investigación se encuentra en una fase "embrionaria" y queda por llegar al "esclarecimiento de los hechos y al descubrimiento de la participación concreta de todos investigados en los mismos", incluidas las dos personas que ha dejado en libertad después de huir con su padre tras el asesinato de tres personas. 

El abogado de los dos defendidos ha dejado su despacho profesional como lugar de notificaciones y ha pedido que no figure en las diligencias el juzgado donde comparecerán cada 15 días "a fin de garantizar la integridad física de sus respectivos defendidos",

El titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de Aoiz había citado a declarar este viernes a los tres investigados después de recibir también los informes policiales efectuados por Guardia Civil y Policía Foral de manera minuciosa y concienzuda. 

Los hechos tuvieron lugar el martes por la tarde, cuando los tres acusados acudieron con dos escopetas hasta Cáseda desde Munián de la Solana. El objetivo era encontrarse con su hija y hermana, que residía con otra familia en la localidad después de varios episodios de discusiones con su marido. 

Tras una acalorada disputa, el padre de la mujer, Juan Carlos Jiménez, disparó a quemarropa contra su consuegro, Fermín Jiménez, y dos de los hijos, José Antonio, de 29, y Cristian, de 17 años. Los tres murieron prácticamente en el acto en el lugar donde fueron atacados.

Acto seguido el hombre y sus dos hijos huyeron en su vehículo hasta que fueron interceptados por la policía en San Martín de Unx

En el auto del juez se pone de manifiesto la "gravedad de los hechos" al tratarse de un triple crimen que puede llevar aparejadas penas muy altas de prisión. Además, incide en que los tres acusados carecen de arraigo social o laboral, motivos más que suficientes para mantener a los acusados en prisión por riesgo de fuga. Todos se han negado a declarar ante el juez. 

Por otro lado, la Fiscalía explica de una forma tajante que al dejar a estas personas en libertad se podrían "ocultar o destruir elementos de prueba relevantes para la causa, toda vez que existen diligencias por practicar o testigos por declarar a quien se les podría influir en su testimonio". 

Para terminar, la Fiscalía también mantiene que la prisión provisional del padre es obligada por el "riesgo de reiteración delictiva, pues podría arremeter de nuevo contra la familia de los fallecidos" y porque una vez consumados los hechos salió huyendo. 

Los dos hombres puestos en libertad deberán únicamente comparecer en el juzgado más cercano de su domicilio cada 15 días.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos de los participantes en el triple asesinato de Cáseda quedan libres al no pedir prisión la Fiscalía