PREMIUM  TRIBUNALES

Bildu no mueve un dedo: se desentiende del juicio a los radicales abertzales que destrozaron el furgón de la policía en Pamplona

El Ayuntamiento de Pamplona no se ha personado en la causa contra los jóvenes radicales que atacaron a la policía y destrozaron un furgón policial. 

Imágenes de los incidentes tras la huelga estudiantil. EFE
Imágenes de los incidentes tras la huelga estudiantil. EFE  

El Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por EH Bildu, no se ha personado como acusación en el juicio contra los jóvenes abertzales que participaron en los disturbios del 17 de marzo de 2016 y destrozaron un furgón de la Policía Municipal, propiedad del Ayuntamiento de Pamplona, del que robaron material policial.

Los disturbios, en los que varias decenas de jóvenes atacaron a la policía con piedras, botellas y palos y destrozaron varios elementos del mobiliario urbano, se produjo tras una manifestación estudiantil convocada por Ikasle Abertzaleak en protesta por el modelo 3+2 y las tasas de las universidades.

Cinco jóvenes fueron detenidos, tres de los cuales han sido juzgados en el Juzgado de Menores al ser menores de 18 años. Durante la mañana de este viernes 27 de enero han sido juzgados los dos participantes que eran mayores de edad. 

Los jóvenes Francisco José López Sander e Íñigo Valencia Alzueta se han sentado en el banquillo acusados de desórdenes públicos, hurto y daños. En la sala de vistas han estado presentes los dos acusados con sus respectivos abogados, la Fiscal y el juez, sin embargo la silla destinada a la acusación ha quedado vacía ya que ni siquiera fue el Ayuntamiento, pese a que debería ser el principal interesado, el que llevó estos hechos ante el juez.

Finalmente se ha producido un acuerdo favorable para los jóvenes ya que no ha habido ninguna presión por parte de "el principal perjudicado", el Ayuntamiento, cuyo edificio recibió pedradas durante los disturbios.

El juez antes de leer las condiciones del acuerdo ha recordado a los acusados que eran "extremadamente jóvenes" para estar sentados en el banquillo con una pena de dos años sobre la mesa.

Finalmente se ha acordado la pena de prisión de 1 año para cada uno, que al no llegar a los dos años hará que no tengan que entrar en prisión a menos que comentan otro delito en los próximos 3 años.

Ambos han sido considerados culpables por el delito de desórdenes públicos, López Sander además ha sido condenado por daños a abonar una multa de 1.440 euros y Valencia Alzueta por el delito de hurto deberá abonar una multa de 1.440 euros además de el coste de los daños del furgón, si no se hiciese cargo el seguro y del material de la policía que fue sustraído y dañado, si este no se pudiese volver a usar.

El coste del furgón, de no cubrirlo el seguro, se abonará de forma solidaria entre todos los participantes, fueran menores o no.

El Fiscal solicitaba inicialmente la pena de 2 años de prisión para cada uno de ellos: un año por el delito de desórdenes y otro año por robar enseres de la policía municipal tras romper las lunas del furgón.

Los dos jóvenes han sido juzgados por los hechos ocurridos en marzo de 2016 cuando después de una manifestación convocada por el sindicato Ikasle Abertzaleak que terminó sobre las 13.30 horas en el Paseo Sarasate de Pamplona. Estos dos encausados junto a varias decenas de jóvenes, varios de ellos menores, habrían comenzado una serie de acciones incívicas en la calle Navas de Tolosa.

Los jóvenes lanzaron piedras, botellas, palos y otros objetos contundentes hacia la policía además de volcar varios contenedores. Los disturbios continuaron en el Casco Antiguo de Pamplona, donde arios jóvenes, entre los que se encontrarían los acusados, destrozaron un furgón de la Policía Municipal aparcado en la Plaza Consistorial. Lo balancearon para intentar volcarlo y al ver que no lo conseguían lo golpearon con piedras abollándolo y rompiendo los cristales. 

Del interior del furgón se llevaron tres escudos antidisturbios, un casco, un chaleco antibalas y cuatro conos, todo ello valorado en más de 1.000 euros. Los objetos fueron recuperados más tarde aunque con contundentes desperfectos. Los daños en el furgón ascendieron por su parte a más de 4.000 euros.

El Fiscal también solicitaba para los jóvenes una multa de 2.400 euros a cada uno por estos delitos, que abonasen los más de 4.000 euros de desperfectos del vehículo y el valor de los objetos sustraídos si alguno hubiera quedado inservible.

CINCO DETENIDOS, TRES DE ELLOS MENORES DE EDAD

El 22 de abril de 2016 la Policía nacional detuvo a cinco de los jóvenes acusados de desórdenes públicos por su participación en los incidentes que se produjeron el 17 de marzo de 2016 tras la manifestación estudiantil.

La policía detuvo a tres chicos y una chica, de los que tres eran menores de edad y por la tanto inimputables. Los otros dos jóvenes son los que serán juzgados este viernes en Pamplona. También apedrearon el edificio consistorial.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu no mueve un dedo: se desentiende del juicio a los radicales abertzales que destrozaron el furgón de la policía en Pamplona