TRIBUNALES

Una sentencia confirma que Asirón debió cesar a su jefe de policía en Pamplona por no tener la titulación exigida

Los tribunales rechazan todos los argumentos del Ayuntamiento de Pamplona, le condenan a pagar las costas y dejan claro que Bildu incumplió los requisitos en el nombramiento. 

Joseba Asirón (Bildu), anterior alcalde de Pamplona, junto a Javier Munárriz, exjefe de la Policía Municipal de Pamplona. PABLO LASAOSA.
Joseba Asirón (Bildu), anterior alcalde de Pamplona, junto a Javier Munárriz, exjefe de la Policía Municipal de Pamplona. PABLO LASAOSA.  

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Pamplona ha desestimado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Pamplona contra una resolución del TAN que obligaba al cese del anterior efe de la Policía Municipal de Pamplona nombrado por Bildu por carecer de titulación correspondiente al nivel A. 

La sentencia confirma que Joseba Asirón debió de haber cesado y sustituido al anterior jefe de policía por incumplir los requisitos marcados para ese puesto, que conllevaba además un salario de hasta 60.000 euros anuales. Bildu desoyó la solicitud del sindicato SIPNA, que le llevó primero al TAN y después mantuvo el litigio en los tribunales ordinarios

El fallo, sin embargo, no ha podido ser efectivo porque llega meses después de que el nuevo alcalde, Enrique Maya, cesara a Javier Munárriz de su puesto. El nuevo jefe de Policía Municipal, Javier Goya, ocupa su puesto desde junio de 2019. 

Bildu y Geroa Bai consiguieron, de esta manera, alargar los procedimientos judiciales para incumplir la exigencia de la plantilla orgánica, que exigía una determinada formación para ocupar un nivel A, asunto que ni en la vías administrativa ni en la judicial se ha cuestionado, pues Javier Munárriz carecía de la titulación correspondiente. 

"Exigiendo la plantilla orgánica la concurrencia de dicho requisito, teniendo en cuenta la obligatoriedad impuesta en la misma, así como las funciones atribuidas a dicho puesto (...) considero que la resolución del TAN que anula su nombramiento es ajustada a Derecho", señala el fallo del juzgado. 

En la sentencia, en la que el Ayuntamiento de Pamplona ha sido condenado a pagar las costas y que puede ser recurrida, se explica que el propio consistorio no introdujo argumentos nuevos a los que ya expuso ante el TAN y que fueron todos rechazados de plano. 

Asirón arguyó un error material, algo imposible de mantener porque en los años anteriores ya se había exigido la titulación para el mismo puesto, "sin que haya sido atacada, ni en vía administrativa, ni judicial", destaca el texto de la sentencia. Tampoco es válido el argumento de que el puesto fuera "eventual", algo que no se acepta al entenderse que no se trata de un "error", ya que cualquier entidad local lo puede exigir sin problemas. 

Tampoco acepta el juez la excusa de que los puestos eventuales nunca habían estado vinculados a la plantilla orgánica, algo que se comprueba que es incorrecto, ya que en todas las plantillas anteriores se contenía esa misma exigencia del nivel A para el puesto de Jefe de la Policía Municipal

Itziar Gómez, actual consejera del Gobierno de María Chivite (PSN), defendió como concejal de Seguridad el nombramiento de Munárriz, y aseguró que al ser un puesto de libre designación no podía tener "limitaciones de nivel", algo que los tribunales han desmontado con absoluta claridad. 

La resolución inicial del TAN reprochaba al consistorio dirigido por Bildu que en su aprobación de la plantilla municipal no establecería qué formación poseía Munárriz, incumpliendo de este modo el decreto foral, que obliga a incluir en el listado de los cargos, "el nivel al que se adscriben y, en su caso, los requisitos específicos que deban acreditarse para poder acceder a los mismos". Una obligatoriedad que el Ayuntamiento se saltó, al dejar esta última casilla en blanco.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una sentencia confirma que Asirón debió cesar a su jefe de policía en Pamplona por no tener la titulación exigida